La cirugía estética es una inversión. Literalmente hablando, estas invirtiendo dinero en tu apariencia y acumulando confianza a medida que los resultados toman forma. También es una inversión de tiempo y esfuerzo, por lo que es natural querer que valgan la pena.

En Pedro Cormenzana (tratamientos País Vasco), nos cuentan que sus procedimientos de cirugía estética cuentan con altos índices de satisfacción del paciente, y la mayoría de los pacientes están encantados con los resultados durante muchos años después de la cirugía. Sin embargo, es importante entender que los resultados requieren mantenimiento ya que nada puede detener completamente los efectos del envejecimiento, los hábitos de estilo de vida y la genética.

Consejos para obtener mejores resultados en cirugías estéticas

La gran noticia es que hay algunas cosas que puedes hacer para mantener con éxito los resultados en los próximos años:

Una dieta saludable y ejercicio regular

Algunos tratamientos pueden transformar tus curvas, proporcionando un aspecto más agradable y proporcionado. Aunque los resultados pueden parecer mágicos, el aspecto que ves ahora sólo puede durar si permaneces en un peso saludable. Por ejemplo, los procedimientos de eliminación de grasa, como la liposucción, te liberan permanentemente de las células grasas, pero si aumentas de peso, lo verás a medida que se expanden las células grasas restantes. Es más importante mantener el peso dentro de un rango estable si te has sometido a un procedimiento de lifting quirúrgico (como la cirugía estética de abdomen o el lifting corporal) ya que querrás evitar estirar la piel de nuevo y anular las mejoras por las que tanto te has esforzado.

La mejor manera de mantener los resultados es continuar haciendo ejercicio regularmente y teniendo una dieta saludable. La buena noticia es que el cumplimiento de esta regla también te ayudará a sentirte bien y a mejorar tu salud en general.

Consejos para obtener mejores resultados en cirugías estéticas

Las buenas prácticas marcan una gran diferencia ahora y después

Inmediatamente después del tratamiento, el cuidado apropiado marca una gran diferencia en la cicatrización. Y con el paso del tiempo, el cuidado de la piel ayudará a que los resultados se vean tan buenos o mejores que nunca.

En primer lugar, las cicatrices son un aspecto necesario de muchas cirugías, el cirujano se encargará de colocar sus incisiones en sitios que puedan ocultarse, también se asegurará de que se curan de manera óptima y se desvanecen con el tiempo. En primer lugar, es fundamental seguir cualquier restricción de actividad postoperatoria, estas reglas te ayudarán a evitar forzar las cicatrices, lo que podría hacer que se vuelvan más anchas o visibles. En segundo lugar, asegúrate de proteger las cicatrices del sol, mantener la zona limpia y usar cremas para el cuidado de cicatrices.

Los productos adecuados para el cuidado de la piel de grado médico pueden ayudar a mejorar y mantener los resultados de la cirugía estética, especialmente cuando se trata de procedimientos faciales. El buen cuidado de la piel es tan útil que muchos cirujanos tienen un esteticista en el personal para guiar a sus pacientes.

Hábitos saludables por dentro y por fuera

Por ejemplo, la mayoría de los cirujanos estéticos titulados requieren que los pacientes dejen de fumar tabaco durante al menos unas semanas antes y después de la cirugía. La nicotina tiene un gran impacto en la capacidad de tu cuerpo para sanar, lo que conlleva tiempos de recuperación prolongados y, potencialmente, complicaciones que pueden conducir al dolor, sangrado y cicatrices más visibles. El consumo excesivo de alcohol es otro riesgo que querrás evitar, hay una serie de desventajas para la salud cuando se trata de beber en exceso.

Debes ser honesto con el cirujano acerca de tus hábitos de vida. El médico debe saber si fumas, cuánto bebes, cualquier medicamento que estés tomando e incluso qué suplementos o vitaminas ingieres, tanto interna como externamente.

Mantener hábitos saludables de por vida después de la cirugía puede ser más fácil de lo que piensas.

Muchos pacientes se sienten mucho mejor consigo mismos y están tan inspirados por su apariencia mejorada que encuentran la motivación para mantener hábitos saludables después de un tratamiento de cirugía estética.