Este año se ha cumplido el refrán: “Hasta el 40 de mayo no te quites el sayo”. Después de un largo invierno que casi se ha alargado hasta el verano, por fin, el tiempo parece haber encontrado el rumbo y podemos disfrutar del sol. Pero ¡ojo! Porque ahora es cuando tenemos que extremar las precauciones para evitar problemas en la piel.

El tiempo en el que nos tostábamos al sol embadurnados con aceite de coco ha pasado a la historia. Ahora ya sabemos los problemas que conlleva la exposición al sol sin protección. Pero realmente ¿somos conscientes de cómo perjudica a nuestra piel no protegerla de las radiaciones solares?

A la vista de los resultados de una encuesta realizada por la revista Consumer parece que todavía desconocemos los riesgos del sol, pues un 19% de los encuestados reconoció que nunca se protege de las radiaciones solares. Y eso solo en los meses estivales porque el resto del año ni se plantea la necesidad de usar protección solar.

Llega el verano ¡cuidado con el sol!

Es cierto que en verano es cuando más nos exponemos al sol pero conviene ir siempre protegidos para evitar problemas en la piel. Los protectores solares son imprescindibles en todo tipo de piel y en todas las edades. Por eso los expertos aconsejan usar protectores solares de “pantalla total”, que no significa que sea una protección total sino que tiene un alto factor de protección solar.

La Guía de protección solar, del Ministerio de Sanidad y Consumo, el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos y la Asociación Española contra el Cáncer explica claramente cómo usar los fotoprotectores solares y cuál es el indicado para cada tipo de piel. Conviene seguir estos consejos para evitar problemas en la piel y, sobre todo, para deshechar tópicos como que usar fotoprotector impide que te broncees, lo que evita son las quemaduras por el sol.

Y ese es el objetivo, evitar quemaduras que puedan provocar problemas mayores en el futuro. Según los datos de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) 1 de cada 6 personas acabará padeciendo un cáncer cutáneo a lo largo de su vida porque el cáncer de piel se triplica cada década. Sin embargo, si se diagnostica el melanoma de forma precoz las posibilidades de supervivencia son del 100%.

Para estar informados sobre cómo prevenir el cáncer de piel o diagnosticarlo a tiempo se ha puesto en marcha la campaña europea Euromelanoma. Aquí puedes aprender a hacerte un examen minucioso para detectar posibles cambios en la piel y la forma idónea de proteger el cuerpo del sol. Toda protección es poca cuando se trata de nuestra salud.

Y un último consejo, sigue una dieta rica en alimentos que protegen la piel y retrasan el envejecimiento. Las frutas y verduras (tomates, zanahorias, calabaza, kiwis, fresas, aguacates …) junto con alimentos ricos en Omega 3 como los pescados azules y las nueces te protegerán y harán que el bronceado dure más.