Para muchos la quinoa es un nuevo alimento del cual nunca antes habían escuchado hablar.

La quinoa es una semilla proveniente de los Andes pero con una característica muy particular ya que puede ser utilizado como un cereal. Aporta 16 gr de proteínas, 15 gr de fibra y 6 gr de grasa por cada 100 gr consumidos, presentando un mayor contenido de proteína que un cereal regular.

Beneficios de la quinoa
Es rica en ácidos Omega 3 y Omega 6. Contiene potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro, zinc, vitamina E y Complejo B. Es rica en aminoácidos que influyen en el desarrollo cerebral.  Es ideal para las personas que desean adelgazar con una dieta saludable y los que padecen de diabetes por su bajo indice glucemico. Ayuda a controlar los niveles de colesterol en la sangre y el estreñimiento por su alto contenido de fibra insoluble.

La quinoa contiene minerales, hidratos complejos y proteínas que actúan como fuente de energía para nuestro cuerpo. Es muy consumida por los deportistas pues es uno de los pocos alimentos que tiene los 9 aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita para recuperarse de los entrenamientos fuertes y construir el musculo.

Tiene potentes antioxidantes que ayudan a depurar el organismo y mejorar la salud. No contiene gluten para las personas que llevan dietas sin esta proteína.

La quinoa no se conforma con ser solo buena para nuestro organismo sino también para nuestra piel. Ayuda a combatir la flacidez de la piel por su contenido de proteínas y vitaminas ayuda a prevenir la celulitis y las estrías. Es una excelente mascarilla natural para el cabello, se usa mezclando las semillas hervidas con aceite de oliva y poniéndolo sobre el cuero cabelludo y para hidratar la piel se hace una mascarilla poniendo a hervir los granos con leche por 15 minutos, se pone a enfriar luego se coloca en el rostro por 30 minutos.

Para el stress se pueden preparar infusiones con granos de quinoa antes de dormir para ayudarte a relajarte mientras duermes. Es muy fácil de preparara se pone a cocinar por 15- 20 minutos. Lo puedes consumir en las mañanas para el desayuno mezclandalo con pasas, canela u otros. En el almuerzo lo puedes servir con frijoles, ensalada verde o vegetales. La puedes adquirir en los mercados o supermercados de tu localidad.

Hazla parte de tu dieta y podrás disfrutar de sus múltiples beneficios y ventajas para tu salud y tu cuerpo.