La limpieza de la casa puede llegar a consumir bastantes horas al día. En ciertos períodos, sobre todo los meses de verano, pasamos más tiempo dedicado a otras actividades, ya sean de trabajo u ocio, muchas veces desatendiendo la limpieza diaria de nuestro hogar. Con la organización de dichas tareas, veremos como con muy poco tiempo al día se puede tener un hogar limpio y ordenado ¡A prueba de visitas inesperadas!

Comienza por la parte superior

No importa qué habitación estés limpiando, limpia de arriba hacia abajo para que la suciedad y el polvo de las superficies superiores caigan sobre las superficies de abajo, que aún no han sido limpiadas. Desempolva los ventiladores de techo y lamparas, y luego los muebles arrojando la suciedad directamente en el piso. Limpia todos los pisos como último paso para eliminar la suciedad y el polvo.

Dormitorios

  • Cuando hagas las camas, en lugar de meter las sábanas a presión debajo del colchón, usa una mano para levantar la esquina del colchón, mientras que doblas la sábana en el hueco.
  • Despeja todo el desorden, si tienes prisa, recoge el desorden en una cesta para organizarlo más tarde y mételo dentro de un armario.
  • Limpia los muebles con un limpiador de superficies en spray y un paño de microfibra, trabajando de arriba hacia abajo.

Cuartos de baño

  • Limpiar todos baños a la vez es una buena estrategia para ahorrar tiempo, haz un rápido recorrido por todos los baños de la casa para limpiar las pilas y las bañeras con limpiador especifico, deja que hagan efecto mientras limpias los inodoros, tanto la parte interior como la exterior.
  • A continuación, vuelve y limpia las superficies, enjuaga la bañera y luego limpia los espejos, de esta forma evitarás salpicaduras.
  • Como paso final, vuelve a hacer una tercera pasada, esta vez limpiando los suelos, si ha tocado también limpieza en la cocina, puedes aprovechar para limpiarlas una detrás de otra.

Como organizar la limpieza de tu hogar para ahorrar tiempo

Salón o comedor

  • El primer paso es recoger todo el desorden: mandos a distancia, accesorios de tablets y móviles, posa vasos, algún plato que se quedó sin llevar a la cocina…
  • Comenzando en una esquina de la habitación y trabajando alrededor del polvo todas las superficies de arriba a abajo. (Si tiene persianas y/o ventiladores de techo, limpie primero con polvo.
  • Si tienes accesorio de tapicería, aspira los muebles tapizados como el sofá.
  • Aspira los suelos junto con todas las alfombras de la casa como último paso de limpieza. Si no dispones de aspirador, o el que tienes se ha quedado obsoleto, aquí tienes el enlace de un moderno robot aspirador, de la casa Cecotec.

Cocina

  • Mete todos los platos sucios en el lavavajillas y llena el fregadero con agua caliente jabonosa o con un chorro de limpia superficies, desaconsejamos el uso de amoniaco porque puede afectar a las vías respiratorias. Si los fuegos de tu cocina tiene quemadores desmontables que necesitan ser limpiados, mételos también en el agua.
  • Sumerge la esponja en el agua caliente y exprime el exceso, limpia los cajones, encimeras y otras superficies de arriba a abajo. Enjuaga la esponja con agua caliente para limpiar la suciedad adherida, ¡te sorprenderás de la cantidad de suciedad que desprende!
  • Limpia los electrodomésticos.
  • Termina de limpiar la superficie de los quemadores e inserta los limpios.

¡Disfruta de tu hogar limpio! La idea es realizar todos estos pasos en el plazo de, aproximadamente y dependiendo del tamaño de tu hogar, 1 hora.