“El nuevo antioxidante”

Es suave, apetitoso y sublime, además de ser seductor y exquisito al paladar. Son millones las personas que en todo el mundo se apasionan con esta dulce y saludable tentación.

El chocolate se ha convertido en uno de los placeres gastronómicos más extendidos en el mundo. Por ello, los recetarios del mundo lo incluyen en la elaboración de todo tipo de preparaciones culinarias.

Los expertos en nutrición consideran que el consumo del cacao en sus diversas variedades es recomendable dentro de una dieta equilibrada y en cantidades moderadas. Esta dieta saludable es para personas de todas las edades y se sugiere que cada uno consuma 20 gramos diarios.

El cacao se ha catalogado desde su existencia como un alimento curativo y afrodisíaco. Contiene unas 300 sustancias químicas y varios estudios avalan las características beneficiosas del chocolate.

EL CHOCOLATE DE HOY

El chocolate se obtiene mezclando azúcar con dos productos derivados de la manipulación de las semillas del cacao: una materia sólida (la pasta de cacao) y una materia grasa (la manteca de cacao). A partir de esta combinación básica, se elaboran los distintos tipos de chocolate que dependen de la proporción entre estos elementos y de su mezcla o no con otros productos, tales como leche y frutos secos.

En cuanto a las variedades, los porcentajes de leche o de cacao varían según la preferencia de nuestro paladar, estando a nuestra disposición desde el chocolate blanco hasta el más puro con un 95% de cacao.

Las ventajas de comer chocolate

Beneficios del chocolate:

MINERALES

Se destaca el magnesio, el potasio y el fósforo; además de los fotoquímicos con propiedades, estas sustancias se encuentran concentradas en el chocolate negro con porcentajes entre el 70% y 80% de cacao.

FITOQUIMICOS

Los chocolates oscuros están relacionados a la mejora de la circulación sanguínea, la salud cardíaca y trombosis; asimismo, se ha descubierto un beneficio en la presión arterial, en los niveles de insulina y de las grasas que circulan en la sangre.

FLAVONOIDES

Tanto el cacao en polvo como el chocolate contienen una cantidad considerable de compuestos fenólicos. Estos son los “Flavonoides”, los cuales poseen propiedades antioxidantes y ayudan a prevenir enfermedades cardiacas y algunos tipos de cáncer.

ANTIDEPRESIVO

El cacao contiene sustancias estimulantes como la teobromina, cafeína y teofilina; también, se ha comprobado que el chocolate posee una sustancia que mejora el estado de ánimo, pues posee propiedades antidepresivas.

LIBERA ENDORFINAS

La feniletilamina es una sustancia que produce atracción sexual y el chocolate desencadena una sensación de placer a nivel del cerebro, el cual elabora algunas sustancias químicas que surgen en el estado del enamoramiento.

DESINFLAMANTE Y REGENERANTE

Al chocolate se le reconocen grandes propiedades desinflamantes, razón que explica el que sean utilizados también, en fórmulas cosméticas destinadas a hidratar, nutrir y desintoxicar la piel. Además, del cacao se extrae la manteca, uno de los relajantes más populares a la hora de hidratar cara y cuerpo, especialmente zonas como labios y talones, debido a que posee lanolina.

REAFIRMANTE Y REDUCTOR

El alto contenido de flavonoides que tiene el cacao, también ayuda a reducir la inflamación de los vasos sanguíneos, lo que explica que hoy sea considerado en productos y tratamientos anticelulíticos y reductores. Este es capaz de devolver la firmeza y ponerle fin a la piel de naranja, debido a que mejora la microcirculación.

Sus virtudes y uso con fines estéticos han dado origen a la llamada ‘Chocolaterapia’. Este nuevo tratamiento utiliza las propiedades antioxidantes y reconstituyentes del cacao para reconfortar el cuerpo y retrasar el envejecimiento de la piel, dejándola más suave y tersa.