Aquí os dejamos la receta y la forma de prepararla:

Ingredientes:

  • 2 láminas de hojaldre
  • 1 bote de Nocilla
  • 1 sobre de crema catalana
  • nata líquida, leche
  • 1 limón
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 rama de canela
  • nueces
  • almendra tostadas
  • pistachos
  • 1 huevo
  • azúcar moreno
  • canela molida

Torta de hojaldre rellena de Nocilla y crema catalana

Preparación:

  1. Primero haremos la crema catalana para que dé tiempo a enfriarse un poco, se pone un cazo con la leche, la nata, la canela y dos cucharadas de azúcar y la ralladura de limón a fuego lento hasta que empiece a hervir, se retira del fuego y se deja enfriar un poco, se retira la rama de canela.
  2. En un vaso se pone un poquito de leche y se añade el sobre de la crema catalana, se remueve bien para que no queden grumos y se le va añadiendo a la leche poco a poco y sin dejar de remover la volvemos a poner a fuego lento hasta que espese.
  3. Se extiende la lámina de hojaldre dejando el papel donde va envuelta y se coloca en la bandeja de horno, con una cuchara se le va poniendo la crema de nocilla por encima y se va extendiendo pero que quede bastante gordita la capa sin llegar a los bordes, hay que dejar por lo menos 2 dedos para poder pegar con la otra lamina de hojaldre, se le ponen las nueces las almendras y los pistachos en trocitos por encima y los vas aplastando un poco para que queden pegaditos y a continuación se cubre con la crema catalana.
  4. Se pone la otra lamina de hojaldre por encima y se sellan los bordes con un tenedor presionando para que se peguen, como si se tratara de una empanadilla, se le hace un agujerito en el centro, o se pincha con un tenedor por toda la parte de arriba para que no suba demasiado el hojaldre, se bate el huevo y una vez batido con un pincel se va pintando toda la parte de arriba para que quede con brillo, y se espolvorea con azúcar y canela.
  5. Se mete al horno previamente calentado a 200º grados sobre unos treinta minutos aproximadamente hasta que este doradita, si se viera que se esté dorando demasiado y todavía le falta un poco se cubre con papel albal para que no se queme, eso sí controlando siempre el horno.