Uno de los dulces más representativos de las navidades, por no decir que indispensable en cualquier mesa, es el turrón. Dentro de los turrones, lo más tradicionales y con más historia son el turrón de Alicante o duro, y el turrón de Jijona, también conocido como turrón blando. En ambas variantes los ingredientes son similares: almendra, miel y huevo.
En la receta de hoy vamos a elaborar 500 gramos de turrón de Jijona que podremos repartir en una sola tableta o en dos de 250 gramos.Ingredientes del turrón de Jijona:

  • 100 gramos de azúcar
  • 200 gramos de miel. La mieles más utilizadas son la de azahar, romero o milflores y tienen que ser de gran calidad.
  • 1 clara de huevo
  • 300 gramos de almendras molidas. La variedad marcona es ideal.
  • una cucharadita de ralladura de limón
  • una pizca de canela.

Turrón de Jijona casero

Proceso de elaboración:

Podemos optar por moler la almendra nosotros mismo, pero no es fácil que quede bien, por esta razón, lo más cómodo es comprar la almendra ta molida y tostada.

Echamos el azúcar y la miel en una sartén y comenzamos a calentarla mientras la removemos. El objetivo es conseguir una mezcla espesa lo más homogénea posible. Cuidad de no poner el fuego muy fuerte que se nos puede quemar.

Sacamos la sartén del fuego una vez que la mezcla es homogénea y añadimos la clara de huevo ya batida. Comenzamos a remover hasta hacer desaparecer los grumos que inicialmente se hayan formado. Para conseguirlo hay que estar removiendo un ratito.

Ahora llevamos la sartén al fuego otra vez y continuamos removiendo. De esta manera conseguiremos que la mezcla espese y cambien de color. En ese momento debemos añadir la pizca de canela y el limón.

Seguimos removiendo y echamos la almendra molida.

Cuando todos los ingredientes estén bien unidos echamos la mezcla en el molde, que estará forrado de papel de horno. Debemos apretar por encima la masa para que se ajuste bien al molde. Para ello podemos utilizar una madera de las mismas dimensiones que el molde u otro molde igual. De esta manera conseguiremos mejorar la superficie y la presentación final.

Tras 5 horas de espera el turrón estará listo para servir y disfrutar de él.

Se trata de una receta de mediana dificultad y que no nos llevará más de 45 minutos. Podemos acompañar e turrón con sidra o un buen cava.