Puede ser que te haga sentir bella, contenta y en armonía con tu pareja; sin duda una experiencia magnífica y distinta cada vez que lo vives. Por esto, a continuación te contamos todo lo bueno que nos brinda el sexo:

Beneficia nuestra salud en múltiples aspectos: Fortalece el sistema inmunológico, por lo que estamos más protegidos contra virus, bacterias y otros agentes patógenos que podrían hacernos enfermar; protege a nuestro corazón, y no lo digo en un sentido romántico: el sexo disminuye la presión arterial y favorece la circulación sanguínea.

También ejercita los músculos pélvicos, lo que ayuda a tener un mejor control de la vejiga. Con los años, tener un suelo pélvico resistente es clave para evitar la incontinencia urinaria, enfermedad que afecta principalmente a las mujeres.

Beneficios del sexo
Es excelente para aquellos que están en pareja y quieran agrandar la familia, pues mejora la fertilidad de ambos, ya que estabiliza los ciclos menstruales de las mujeres y la eyaculación frecuente de los hombres mejora su capacidad de fecundar.

A largo plazo, nos protege contra el cáncer de mama, pues la liberación de DHEA y oxitocina durante el orgasmo protegen al cuerpo contra este tumor, y a ellos del cáncer de próstata, se estima que unas cuatro o más eyaculaciones semanales lo conseguirían.

Mejora nuestro aspecto físico, pues logra que la piel luzca más sana, gracias a la segregación de agua y a la estimulación de la circulación sanguínea, y lo que más nos interesa: nos ayuda a bajar de peso, pues se queman, en promedio, unas cinco calorías por cada minuto de actividad sexual en pareja.
Y como si lo anterior fuera poco, nos proporciona bienestar mental. La práctica frecuente de sexo mejora el autoestima, pues la preocupación por uno mismo y el sentirnos deseados por la pareja eleva nuestro amor propio. Adicionalmente, mejora el estado de ánimo y la memoria, puesto que puede estimular la producción de neuronas; mientras que la liberación de hormonas durante el orgasmo nos vuelve más felices, pues las endorfinas y la oxitocina nos ayudan a disminuir el estrés, a aliviar todo tipo de dolores, a relajarnos y conciliar el sueño.