La depresion es un estado muy serio y si no lo tratamos puede afectar la salud de la madre y del bebé, así que lo mejor es prevenir, por eso ahora te brindamos algunos consejos para evitar la depresión después del embarazo, es muy importante que los tomes en cuenta.

Antes del parto

Trata de estar tranquila cerca a la fecha del parto, evita hacer mudanzas, renovaciones en el hogar y en el trabajo, entre otros grandes cambios.

Las clases de psicoprofilaxis son importantes, así que no dejes de asistir aunque no vayas a ser madre primeriza ya que te ayudará a prepararte para el momento del parto y te levantará los ánimos, además allí puedes aprender nuevas cosas, solo disfrútalo.

Evitar la depresión post parto

Recuerda que no solo debes prepararte tu como madre sino también tu pareja, una buena forma de prepararlo es comunicándote con él; hazle saber todo acerca de la llegada del bebé y del trabajo adicional que esto significará, pídele también que trate de tomarse el máximo de tiempo libre después del parto porque será indispensable su apoyo, sobre todo emocional.

Después del parto

La mujer embarazada debe saber que después del parto puede sufrir una depresión intensa, esto es algo normal y les pasa a muchas mujeres así que no tienes que alarmarte, solo debes tenerlo presente porque eso te ayudará a sobrellevar esos días de malestar, además saberlo te va reconfortar de alguna u otra manera.

Es muy recomendable que adaptes tu sueño a la de tu bebe, al principio costará un poco pero después lograrás acostumbrarte, de esa manera descansarás lo suficiente ya que el trabajo del parto y los cuidados del bebé sobre todo cuando se despierta a deshoras suelen agotar demasiado.

Trata en lo posible de pedir ayuda a tus amigos y familiares después del parto, sobre todo si tienes más hijos.

Deja las labores de la casa por el tiempo que sea necesario si no te sobrecargarán el cansancio, tu pareja puede ser de gran ayuda mientras te recuperas, después podrás retomar las actividades del hogar poco a poco.

Debes tomar las cosas con mucha tranquilidad ya que el bebé requiere de tiempo y cuidados especiales, evita sentirte presionada y no permitas que la información de la gente te abrume, solo sigue las indicaciones del médico.