El agua cumple numerosas funciones vitales para el cuerpo humano. Nuestro cuerpo esta formado por un 75% de agua y es esencial para la salud física y el rendimiento mental. Podemos durar semanas sin comer pero apenas unos días sin beber agua.

Conoce los beneficios de darle agua a tu cuerpo
El agua cumple con las funciones vitales del organismo y es fundamental para el ser humano sentirse bien.

Transporta los nutrientes a las células del cuerpo y se encarga de retirar los residuos o desechos. Ningún otro nutriente es tan importante para la vida y en cantidades tan elevadas. Una buena agua debe ser incolora a la vista, inodora al olfato e insípida al gusto. La hidratación es el pilar fundamental de la regulación de la tensión arterial, la temperatura corporal y la digestión. Muchas personas se pregunta que cantidad de agua debo beber diariamente y la respuesta es la necesaria para reponer los líquidos perdidos con la orina, las heces, el sudor y la respiración. Por lo general ronda de uno a dos litros, varia de persona a persona si realiza o no alguna actividad física. Es importante estar atentos cuando sentimos sed a satisfacer esa necesidad.

Beber poca agua puede causar deshidratacion lo que disminuye el rendimiento general del cuerpo. La hidratacion es clave para el buen funcionamiento del cerebro, las células del cebero reciben sangre oxigenada y el cerebro se mantiene en alerta. La deshidratacion afecta la capacidad de concentración, la capacidad de procesamiento del cerebro y la memoria a corto plazo. El agua es imprescindible para mantener la tensión arterial dentro de sus limite, la deshidratacion reduce el rendimiento cardíaco.

El agua es necesaria para disolver los nutrientes de los alimentos que ingerimos para que estos puedan ser absorbidos por la sangre y transportados a las células. La deshidratacion hace que el proceso digestivo sea mas lento y puede producir estreñimiento ya que hace mas lento el paso de las heces fecales a través del tracto intestinal. El agua actúa como lubricante de los músculos y articulaciones para que funcionen correctamente. Mantener el balance adecuado de agua es indispensable para el buen funcionamiento de los músculos y el rendimiento físico. Los riñones necesitan el nivel adecuado de agua para funcionar bien, para eliminar residuos y nutrientes innecesarios a través de la orina.  Los riñones regulan los niveles de agua en el cuerpo aumentando o reduciendo el flujo de orina.