Pocas veces la persona que ronca ve esto como un problema de salud. Sin embargo muchas de las veces los ronquidos son señales de que algo en su organismo no esta funcionando correctamente.
El ronquido es un molesto ruido que se produce cuando el flujo del aire es obstruido al pasar por la boca y la nariz.Al estar obstruido el camino que conduce el aire a los pulmones los tejidos vibran  y se provocan los ronquidos. Quienes roncan presentan uno de los siguientes problemas:

 

  • Obstrucción nasal.
  • Aumento de paladar o campanilla.
  • Engrosamiento de los tejidos de la garganta.

 

Existen otros posibles causantes de los ronquidos:

  • Alcohol
  • Tabaco
  • Estrés
  • Alergias y congestión nasal
  • Menopausia
  • Sobrepeso y obesidad
  • Postura incorrecta al dormir
  • Desviación del tabique nasal
  • Fármacos Sedantes

 

Como convivir con un roncador y ayudarlo a disminuir sus ronquidos

En muchos casos pueden ser provocados por el síndrome de apnea obstructiva del sueno, que no es mas que cuando el roncador tiene periodos en los cuales deja de respirar por mas de 10 segundos mientras duerme. Esto aumenta las probabilidades de padecer diabetes, enfermedades cardiovasculares e hipertension. Las personas que roncan deterioran su calidad de vida, padecen resequedad en la boca, dolor de cabeza, fatiga, somnolencia, faringe seca e irritabilidad. Recomendaciones para evitar los ronquidos:
Aun no existe un tratamiento completamente efectivo para los ronquidos pero si hay ciertas recomendaciones que pueden ayudar:

  • Reducir el nivel de ansiedad y stress.
  • Practicar ejercicios de respiración.
  • Bajar de peso.
  • Evitar cenas pesadas.
  • No consumir alcohol ni cigarrillos.
  • Usar miel antes de acostarse que es ideal para relajar la garganta.
  • La infusión de menta elimina la flema adherida a las fosas nasales. Se recomienda beberla con jugo de limón antes de dormir.
  • Sustituir las carnes rojas por carnes blancas (especialmente pescado)
  • No consumir productos lácteos antes de dormir
  • Realizar actividad física
  • No dormir boca arriba, preferiblemente de costado