Las vitaminas y los minerales son nutrientes esenciales porque desempeñan cientos de funciones en el cuerpo. Hay una delgada línea entre obtener suficiente cantidad de estos nutrientes (lo cual es saludable) y obtener demasiada o poca cantidad (lo cual puede terminar causando daños en casos concretos).

Nutrientes esenciales para su cuerpo

Cada día, tu cuerpo produce piel, músculo y hueso. Produce sangre que transporta nutrientes y oxígeno a todo el cuerpo, y envía señales nerviosas que viajan a lo largo de kilómetros entre las neuronas del cerebro y nervios del cuerpo. También son muy útiles en la comunicación química entre órganos, imprescindible para la vida.

Para hacer todo esto, tu cuerpo necesita algunas materias primas. Estas incluyen al menos 30 vitaminas, minerales y antioxidantes que el cuerpo necesita pero que no puede sintetizar por sí solo en cantidades suficientes. Es por esto que debemos procurar llevar una dieta variada y tomar suplementos de vitaminas y minerales disponibles en BioHerbolario ocasionalmente, sobre todo en periodos carenciales como en épocas de estrés físico.

¿Tu cuerpo recibe las vitaminas y minerales que necesita?

Las vitaminas y los minerales se consideran nutrientes esenciales porque, al actuar en conjunto, desempeñan cientos de funciones en el cuerpo. Ayudan a reforzar los huesos, curar heridas y reforzar el sistema inmunológico. También convierten los alimentos en energía y reparan el daño celular.

Micronutrientes

Las vitaminas y los minerales a menudo se denominan micronutrientes porque el cuerpo sólo necesita pequeñas cantidades de ellos. Sin embargo, el hecho de que no se consigan ni siquiera esas pequeñas cantidades prácticamente garantiza una enfermedad. Estos son algunos ejemplos de enfermedades que pueden ser el resultado de deficiencias vitamínicas:

  • Escorbuto. Los marineros de antaño aprendieron que vivir durante meses sin frutas o verduras frescas, las principales fuentes de vitamina C, causa el sangrado de las encías y la apatía del escorbuto.
  • Ceguera. En algunos países en desarrollo, las personas siguen quedando ciegas a causa de la carencia de vitamina A.
  • Raquitismo. Una deficiencia de vitamina D puede causar raquitismo, una afección que provoca huesos blandos y débiles que puede llevar a deformidades esqueléticas como piernas arqueadas.

¿Tu cuerpo recibe las vitaminas y minerales que necesita?

Del mismo modo que la falta de micronutrientes clave puede causar un daño sustancial a su cuerpo, obtener cantidades suficientes otorga los siguientes beneficios:

  • Huesos fuertes. Una combinación de calcio, vitamina D, vitamina K, magnesio y fósforo protege tus huesos contra fracturas.
  • Previene defectos de nacimiento. Tomar suplementos de ácido fólico al comienzo del embarazo ayuda a prevenir defectos congénitos cerebrales y de la columna vertebral en el feto.
  • Dientes sanos. El fluor mineral no sólo ayuda a la formación ósea sino que también evita que las caries aparezcan o empeoren.

Diferencia entre vitaminas y minerales

Aunque todos ellos se consideran micronutrientes, las vitaminas y los minerales difieren en formas básicas. Las vitaminas son orgánicas y pueden ser descompuestas por calor, aire (oxidación) o ácido. Los minerales son inorgánicos y su estructura química no se ven afectada por lo antes mencionado.

Esto significa que los minerales del suelo y el agua llegan fácilmente al cuerpo a través de las plantas, los peces, los animales y los líquidos que consumimos. Pero es más difícil transportar vitaminas desde los alimentos y otras fuentes a su cuerpo porque cocinar, almacenar y la simple exposición al aire pueden inactivar estos compuestos más frágiles.

¿Tu cuerpo recibe las vitaminas y minerales que necesita?

Muchos micronutrientes interactúan. La vitamina D por ejemplo, te permite extraer el calcio de fuentes alimenticias que pasan a través del tracto digestivo en lugar de extraerlo de tus huesos. La vitamina C ayuda a absorber el hierro. Sin embargo, la interacción de los micronutrientes no siempre es cooperativa. Por ejemplo, la vitamina C bloquea la capacidad del cuerpo para asimilar el cobre mineral esencial, e incluso una sobrecarga menor del mineral manganeso puede empeorar una deficiencia de hierro. Hecho este apunte vemos aconsejable que acudas a tu médico para consultar sobre la dieta y suplementos que ingieres, así como para realizar un análisis de sangre periódico.