Hoy vamos a hablar sobre una sustancia que se está haciendo cada vez más popular y que está revolucionando el mercado cosmético y estético, también utilizado para la rehabilitación de lesiones en deportistas de élite. Estamos hablando del ácido hialurónico.

¿Qué es el ácido hialurónico?

Seguramente reconocerás el nombre, ya que es utilizado en los anuncios de diversas marcas de cosmética, al incluirlos en sus productos anti-edad y reparadores, pero quizás te interese saber que su nombre científico es glicosaminoglicanos.

En términos generales, el ácido hialurónico se puede encontrar de forma natural dentro de las células de la piel, que son las que forman la epidermis. Del mismo modo, tomar acido hialuronico en pastillas también contribuye desde dentro en la formación de algunos tejidos, como los de la piel, los de las articulaciones y los cartílagos.

El ácido hialurónico nos propicia muchos beneficios además de los estéticos.

En primer lugar, debemos recordar que este compuesto tiene dos propósitos principales, según su uso: cuidar de tu salud y mejorar tu apariencia estética personal. Ambos son objetivos muy importantes, porque tienen una incidencia directa en nuestro bienestar. Además, están entrelazados, ten en cuenta que si te sientes mejor contigo misma, menos estrés generarás en tu cuerpo y por lo tanto, gozarás de una salud más robusta, convirtiéndose en un ciclo vicioso positivo.

Beneficios del ácido hialurónico en la cosmética

El ácido hialurónico como tratamiento de belleza

Por otro lado, este compuesto también se utiliza para rejuvenecer la piel. Son varias las marcas de cosmética que han optado por incluir ácido hialurónico en sus productos de belleza, sobre todo en lociones y cremas reparadoras, y productos de rejuvenecimiento de la piel.

Por mucho que nos pese, el envejecimiento es un proceso natural para nuestros tejidos, pero la aplicación de productos como el serum con acido hialuronico puede contribuir a retrasarlo. El ácido hialurónico es especialmente beneficioso en las lineas de expresión porque disminuye inmediatamente su profundidad, al igual que con las arrugas y las bolsas de los ojos. El uso de cremas que contienen esta sustancia tiene menos efectos inmediatos, pero también ayuda a hidratar y estimular la formación de colágeno.

El ácido hialurónico como compuesto reparador

Esta sustancia es de una importancia fundamental para tus articulaciones, entre otros tejidos. Como ya sabrás, su carencia propicia lesiones en las articulación, por lo tanto, todo lo que podamos hacer para aumentar los niveles de ácido hialurónico valdrá la pena.

Beneficios del ácido hialurónico en la cosmética

En este sentido, hay que tener en cuenta que el ácido hialurónico forma parte del líquido sinovial, que se encuentra en las cavidades articulares. Este líquido contribuye a la absorción de los impactos a los que están sometidas constantemente estas zonas. Por lo tanto, las inyecciones aplicadas en esas zonas serán de gran alivio para el dolor, sobre todo en áreas como las rodillas y los codos.

En definitiva, el ácido hialurónico es un compuesto con grandes aplicaciones para la industria de la belleza, así como potencialmente útil en futuros avances médicos.