La ropa de maternidad marca la diferencia cuando se trata de estilo y comodidad, sobre todo para tu hermoso vientre, que no ha parado de crecer durante el embarazo. Sin embargo, debido a que se usan por un tiempo corto, muchas futuras mamás desconocen la necesidad de ir de compras.

Ropa para futuras madres: Los básicos

La ropa de maternidad está más de moda que nunca, ofrece más opciones y estilos que antes, sin embargo debemos empezar por los básicos, prendas de uso diario que no pueden faltar en tu armario durante estos 9 meses. Antes de ir de compras ten en cuenta lo siguiente:

  • Mezclar y combinar piezas versátiles te permitirá optimizar el fondo armario con menos prendas.
  • El tejido elástico es esencial. El embarazo es maravilloso, pero también presenta una gran cantidad de molestias. No uses nada que no sea cómodo y esté diseñado para estirarse y moverse libremente.

Luce tu embarazo con estilo y comodidad

¿Que ropa necesitaré durante el embarazo?

Mallas: Esta prenda tan cómoda como popular se adapta a tu nueva figura como ninguna, ten en cuenta que no te valdrán tus antiguas mallas, ni compres mallas unas tallas más grandes, lo importante es la forma del vientre, amplia y extra elástica para adaptarse a la evolución de la barriga.

  • Camisetas: No pueden faltar en tu armario, escogiendo colores básicos como negro, blanco o gris, conseguirás combinarlas con casi cualquier prenda.
  • Suéteres y sudaderas: Estas prendas con cremallera o botones son fáciles de poner por capas, la mejor forma de ajustar a las fluctuaciones de temperatura de tu cuerpo.
  • Faldas y vestidos: Una buena opcion para el verano. Compra un par de faldas y vestidos que te gusten, y que se puedan combinar con los camisetas y suéteres antes mencionados.
  • Vaqueros: Es una prenda que aunque no es muy flexible, en su versión para premamá dispone de una cintura muy amplia que cubre toda la barriga.

Luce tu embarazo con estilo y comodidad

Otras prendas de maternidad que no te pueden faltar son los siguientes:

  • Ropa interior cómoda.
  • Sostenes de maternidad. El aumento del pecho y la sensibilidad hará que tengas que cambiar de sostén, valora adquirir sujetadores de lactancia de entrada, que también podrás utilizar durante los primeros meses después de dar a luz.
  • Pantalones amplios de algodón. Para estar en casa o hacer tareas diarias.

La mayoría de la gente tiene la idea equivocada de que comprar una camiseta o un pantalón más grande es suficiente, pero en la mayoría de los casos una talla más grande sólo te hará ver como si te quedara grande. La ropa de maternidad es diferente, ya que no todas las partes del cuerpo engordan de la misma forma durante el embarazo.

Invierte en ropa de calidad, ya que después de utilizarla durante dos o más embarazos, te darás cuenta de que podrías haber ahorrado más si hubieras preferido ropa de calidad a otras más baratas.

Ten en cuenta que las tallas en ropa de maternidad son las mismas que las de ta ropa normal. Por ejemplo, si normalmente llevas una talla «S» (pequeña), deberías buscar la misma talla al adquirir tu ropa de maternidad. Rodeate de telas elásticas como algodón, lycra, spandex, entre otras, que son transpirables y también pueden ayudar a regular la temperatura corporal.

Confiamos en que estos consejos te ayuden a vestirte en una de las etapas más felices de tu vida y… ¡Enhorabuena!