Los perfumes son históricamente uno de los accesorios de belleza más importantes. Por eso, regalar uno puede ser un gran gesto, sea cual sea la ocasión. Para ello, será útil saber algunos datos que te ayudarán a elegir el perfume indicado.

Hay muchas ocasiones especiales para hacer un regalo, puede ser un cumpleaños, un aniversario, una graduación, sea cual sea el momento, seguro querrás que el regalo sea especial.

Uno de los obsequios más infalibles -en cualquier caso- son los perfumes. Y aunque es un gran gesto, puede que te resulte complicado encontrar uno para la persona en la que estás pensando. Si es el caso, hay algunas cosas que tienes que tener en cuenta y que te facilitarán la tarea.

¿Cómo elegir un perfume?

Lo cierto es que hay perfumes para cada tipo de piel, y esto se debe a que cada uno de ellos tiene una combinación especial de fragancias e ingredientes. A su vez, hay perfumes para las distintas estaciones, ya que van más a juego según la intensidad de su aroma, su persistencia o la nota de aroma. Por estas razones, elegir un perfume para regalar puede llegar a ser un poco difícil. Aun así, no hay de qué preocuparse.

Una de las cosas a tener en cuenta cuando elegimos un perfume, es el hecho de que el aroma que sintamos los primeros minutos no será igual que el que persista después. Esto sucede porque cada aroma debe asentarse sobre la piel, y esto lleva cierto tiempo.

Por otro lado, a la hora de regalar un perfume querrás tener en cuenta el gusto de la persona y su personalidad, ya que un perfume es, muchas veces, una extensión de ella. Al igual que la ropa que usamos, el aroma que elegimos para llevar en la piel tiene mucho que ver con nosotros mismos.

Tipos de aroma hay muchos, para personas alegres o que están en constante movimiento, los perfumes frutales y frescos serán los más indicados. Las notas finas y florales acompañarán mejor a una persona romántica o tranquila.

En personas coquetas o vistosas, un aroma dulce y cálido, como el de la canela o el chocolate, será el indicado. La selección perfumes de Calvin Klein tiene una amplia variedad de aromas para que puedas elegir el indicado. “Women” es una de sus novedades, con notas dulces; con una esencia parecida, puedes elegir el de “Euphoria”. Por otro lado, si estás buscando algo distinto, el “Be” para hombres, de la selección, es uno de los más requeridos.

Los tipos de perfume

Puede que hayas visto muchas veces distintas leyendas en los frascos de perfume, y no hayas sabido muy bien a qué se referían.

El “Splash”, por ejemplo, es uno suave, ya que cuenta con 1% de concentrado. El “eau de cologne” o agua de colonia posee entre un 3 y 6% de concentrado, con aromas cítricos como predominantes en su esencia.

El “eau de toilette” o agua de baño es un poco más fuerte, teniendo entre un 7 y 15% de concentración. Parecido a éste, el “eau de perfume” tiene una concentración del 15%.

Por último, el perfume en sí es el más intenso de todos, ya que cuenta con entre un 15 y 40% de concentración aromática. Éstos serán más apropiados para el invierno, mientras que para el verano los más indicados serán los aromas frescos y los cítricos.

¿Qué son las notas?

Se llama “notas de perfume” a aquello que distingue un perfume en particular. Es la combinación de los aromas, su composición y equilibrio.

Existen tres tipos:

  • Notas de fondo: éstas son las notas de base, es decir, donde se asientan los demás aromas. Es el aroma que más nos cuesta identificar, pero es el que mantiene consistente toda la combinación y el que perdura más tiempo en la piel, alcanzando en algunos casos las ocho horas.
  • Notas de corazón: llamadas también “notas medias”, éstas son menos intensas que las de fondo, y se pueden percibir al cabo de los primeros treinta minutos tras la aplicación.
  • Notas de salida: éstas son las más ligeras y las que primero dejan de sentirse, ya que a los treinta minutos llegan a volatilizarse. Son las notas que primero notamos al aplicarnos un perfume de prueba, para dejar que se sientan luego las de corazón y las de fondo.