El yoga es la combinación de posturas físicas y prácticas de respiración que están diseñadas para ayudar al cuerpo y la mente a mantener el equilibrio. La salud del sistema respiratorio afecta a todos los demás sistemas del cuerpo. Muchas de las prácticas de yoga son especialmente útiles para mantener la salud cardiorespiratoria.

Yoga y salud respiratoria

En general, las asanas que mueven la columna vertebral en todas las direcciones, y que estiran y fortalecen los músculos de la parte superior del torso, ayudarán a mantener un sistema respiratorio fuerte y flexible. Por otra parte, las prácticas de respiración que alargan la inhalación y la exhalación, como el alargamiento gradual de la respiración, o que incluyen inhalaciones y exhalaciones rápidas, ayudan a ejercitar los músculos que intervienen en la respiración.

Si practicas yoga con frecuencia, como puedes hacerlo en este centro de yoga de gracia, ayudarás a mantener la salud de tu sistema respiratorio.

El yoga es una disciplina muy popular, y la comunidad científica se ha percatado de los beneficios que puede tener sobre enfermedades respiratorias como el asma leve y el EPOC, al mejorar la eficiencia de la respiración y disminuir la inflamación.

Aprende a respirar mejor practicando yoga

Otros beneficios del yoga

Además de mantener fuertes y flexibles los músculos que intervienen en la respiración, su práctica es útil para revertir los cambios en el cuerpo ocasionados por el envejecimiento, hábitos físicos, lesiones o deformidades como escoliosis, que impactan negativamente en la capacidad de respirar.

Vamos a repasar los beneficios más importantes:

  • Mejora la postura mediante el fortalecimiento de los músculos de la columna vertebral.
  • Aumenta el movimiento en el pecho y la columna vertebral estirando regularmente los músculos de la zona en todas las direcciones.
  • Mejora la flexibilidad y la fuerza de los músculos respiratorios con secuencias de asanas bien equilibradas y prácticas de respiración.

Respiración y manejo del estrés

Hay dos patrones de respiración diferentes que ocurren en algunas personas y que pueden ser problemáticos:

  • Respiración torácica. En lugar de que el vientre se expanda con la inhalación y se relaje con la exhalación, el movimiento se localiza en el pecho solamente.
  • Respiración inversa. En lugar de que el vientre se expanda con la inhalación, se succiona aire durante la inhalación y el pecho se expande drásticamente. Al exhalar, el vientre se eleva mientras el pecho se relaja.

Aprende a respirar mejor practicando yoga

Mediante la práctica continuada de yoga conseguirás reeducar a tu diafragma con prácticas que extienden la duración de las inhalaciones y exhalaciones, y que incluyen pausas entre inhalación y exhalación.

Los ejercicios de respiración que calman el sistema nervioso, como prolongar la exhalación o hacer una pausa al final de la misma, añaden el beneficio de reducir el estrés general, que puede ser particularmente útil para las personas que sufren de una afección respiratoria.

Debido a que muchas personas con afecciones respiratorias crónicas experimentan ansiedad continua u otras emociones negativas relacionadas con su afección, pueden mejorar su calidad de vida al practicar el control del estrés. Esto ayudará a calmar su mente y a calmar sus emociones, así como a descansar su sistema respiratorio.