La ortoqueratología es un procedimiento reversible y no quirúrgico en el que se utilizan lentillas de contacto especialmente diseñadas para remodelar la superficie frontal de la córnea de forma suave y gradual.

Así como la ortodoncia corrige defectos en la dentadura o la ortopedia corrige las lesiones del esqueleto, la ortoqueratología corrige la parte frontal del ojo, conocida por todos como córnea.

Éste tipo de lentillas sólo se usan mientras duermes. Al despertar, se retiran las lentes. La superficie corneal remodelada permite una visión clara y natural durante el resto del día sin necesidad de gafas graduadas o lentillas de contacto.

¿Quiénes pueden utilizar este procedimiento?

La ortoqueratología es ideal para niños y adultos con prescripciones de hasta -10,00 dioptrías de miopía y de hasta +5,00 dioptrías de hiperopía. En la actualidad, sólo se puede corregir el astigmatismo cuando es muy leve.

Ortoqueratología: conoce este tratamiento óptico

Actualmente se están probando nuevos diseños, que permitirán la corrección de astigmatismos elevados y presbicia (Disminución de la visión en mayores de 40 años) en el futuro.

Cómo funciona la ortoqueratología

El primer paso es hacerse un examen ocular completo por un optometrista, puedes realizarlo en Multivisión, centro óptico en Tres Cantos y Alcobendas (Que además esta capacitado para hacer ortoqueratología) si resides en Madrid, o en tu centro más cercano. Durante el examen, se realiza una revisión integral para descartar cualquier enfermedad en el ojo y especialmente en la córnea. También se obtiene una prescripción precisa que es necesaria para calcular la lente Ortho-K correcta.

Luego se hace una medición exacta de la forma de la córnea. Esto se hace con un topógrafo corneal, que saca un mapa topográfico tridimensional de la córnea midiendo más de 20.000 puntos en su superficie.

Ortoqueratología: conoce este tratamiento óptico

Una vez que se conoce la curvatura exacta y la forma de la córnea, las lentes Ortho-K están especialmente diseñadas para adaptarse a la forma del ojo. Estas lentillas se usan durante las horas de sueño. Una vez que la lente Ortho-K está en el ojo, funciona como lentes de contacto normales, permitiendo una visión clara. Al despertar, se retiran los lentes, pero tu vista sigue siendo clara. No se requieren gafas u otras lentillas de contacto durante el día para ver claramente.

¿Cómo actúan las lentes Ortho-K?

Mientras duermes, moldea la córnea y el diseño de la geometría del cristalino. Esto produce una córnea central más plana y acentúa la córnea periférica, corrigiendo la miopía.

Ortoqueratología: conoce este tratamiento óptico

En el caso de la hipermetropía y la presbicia, la córnea se ajusta al diseño de doble geometría inversa del cristalino, acentuando la córnea central y aplanando la córnea periférica, corrigiendo la hipermetropía.

Por lo general, las mejoras se notan ya al día siguiente y el tratamiento se estabiliza al cabo de una semana. Para pacientes que tengan más de 6 dioptrías, el procedimiento tarda de 2 a 4 semanas en estabilizarse. Este tratamiento no hace ningún cambio permanente en la superficie del ojo, que volverán a su estado anterior en 1 a 4 semanas tan pronto como dejes de usar las lentillas.

En cuanto a los riesgos que implica este procedimiento, son los mismos que los de cualquier usuario de lentes de contacto, desde alergias hasta infecciones bacterianas debidas a una higiene deficiente.