Hasta hace poco, la única manera de solucionar los problemas causados por la laxitud de la piel del rostro, como la papada y la caída de la piel de las mejillas, era la cirugía de estiramiento facial. La situación era que, aunque los tratamientos de renovación de la piel pueden contribuir con cierto grado de firmeza, una vez que la piel flácida ha hecho su aparición, sólo un bisturí puede eliminarla realmente. Sin embargo, no todo el mundo está dispuesto o es capaz de someterse a una cirugía. Si es tu caso, te alegrará saber que se ha desarrollado un nuevo tipo de procedimiento para el rejuvenecimiento facial no invasivo: Se trata de los hilos tensores.

¿Qué son los hilos tensores?

Según hilostensores10.com, es lo que conocemos como lifting, pero utilizando hilos tensores, es un tipo de procedimiento en el que se utilizan suturas temporales para producir un estiramiento en la piel sutil pero visible. En lugar de eliminar quirúrgicamente la piel sobrante del paciente, el cirujano estético simplemente la suspende suturando porciones de ella. Esto tiene el efecto de tirar ligeramente de la piel hacia atrás y por lo tanto levantar y tensar el rostro. Además de ser ideales para lifting de piel, los hilos combaten el envejecimiento de otra manera, provocando una respuesta de fisiológica del cuerpo, haciendo que dirija grandes cantidades de colágeno a las zonas tratadas. Esto es importante debido al papel vital que desempeña el colágeno en el proceso de envejecimiento.

Descubre los hilos tensores, la mejor alternativa al lifting facial

El colágeno es un importante componente del «relleno» natural, que influyen enormemente en el aspecto de nuestra piel. Además de utilizarse para la cicatrización de heridas, el colágeno ayuda a mantener nuestra piel fuerte, voluminosa y flexible. A medida que envejecemos, nuestros cuerpos producen -gradualmente- cada vez menos colágeno, lo que lleva a una reducción de hasta el 80% del grosor de la piel cuando llegamos a los 70 años. A medida que la piel se debilita, ya no es capaz de sostener adecuadamente los tejidos debajo de ella, lo que conlleva que la gravedad tira hacia abajo y la estira.

Mientras los hilos estén en su lugar, la respuesta de curación del cuerpo se activará constantemente porque el cuerpo querrá «curar» las áreas suturadas y expulsar las suturas. El cuerpo está programado biológicamente para reaccionar de esta manera cuando detecta cualquier objeto extraño presente en la dermis. Afortunadamente, debido a que los hilos que se colocan bajo la piel son tan pequeños, el paciente no siente nada de esto. La mayoría de las personas no podemos notar las suturas en absoluto una vez que la piel de alrededor se ha curado.

Hilos tensores vs lifting facial tradicional

Para muchas mujeres, la mayor ventaja de realizarse un estiramiento con hilos tensores en lugar de un estiramiento facial es el tiempo de recuperación. Cuando un paciente se somete a una cirugía de estiramiento facial, debe estar muy sedado, y la paciente debe hacer arreglos para que alguien cuide de ella durante el proceso de recuperación, al menos tres días después de la cirugía. Ademas, normalmente necesitan tomarse una o dos semanas de descanso del trabajo para poder curarse.

Descubre los hilos tensores, la mejor alternativa al lifting facial

Por otra parte, la recuperación de un lifting con hilos tensores es relativamente fácil. Pueden realizarse bajo anestesia local, lo que implica que los pacientes pueden conducir hasta casa y cuidarse inmediatamente después del procedimiento. Si bien algunos pacientes experimentan un poco de dolor, enrojecimiento e hinchazón después de colocar los hilos tensores, la mayoría puede volver al trabajo inmediatamente. Rara vez se necesitan medicamentos fuertes para el dolor después de un estiramiento con hilos, lo que facilita que los pacientes regresen a su rutina normal.

Es importante comprender que si bien ninguna técnica de lifting puede producir resultados permanentes, la cirugía de lifting facial tradicional suele producir resultados más duraderos que un lifting con hilos tensores. Los resultados de la cirugía de estiramiento con cirujia pueden durar hasta una década, mientras que un estiramiento con hilos tensores generalmente durará de uno a tres años. Sin embargo, debido a que el procedimiento es de tan bajo riesgo, los pacientes a quienes les gustan los resultados de su estiramiento con hilos tensores pueden optar por que se les coloque un nuevo conjunto de suturas temporales una vez que sus suturas viejas sean absorbidas por el cuerpo.