La alopecia y la calvicie son condiciones que bajan mucho la autoestima, afectando mucho a quien la padece, razón por la que resulta importante tratarlos apenas aparezcan. Con un implante capilar será posible estimular el crecimiento del cabello en aquellas zonas afectadas, devolviendo volumen y buena apariencia. Turquía se ha convertido en el epicentro de estos tratamientos, por su calidad y precios asequibles.

El paso de los años no perdona y una de las partes del cuerpo donde más se nota es en la cabellera. Muchas personas terminan teniendo su pelo completamente blanco, canoso y con poco volumen, a diferencia de años anteriores. Es una situación normal y lo más sano es aceptarlo.

En muchos casos, la caída del cabello se produce en una cantidad mayor de lo normal, dejando algunas áreas de la cabeza sin pelo. Cuando ocurre esta situación, lo más probable es que la persona esté sufriendo de alopecia, una condición que, de no ser tratada, puede acarrear graves consecuencias. Un ejemplo puede ser la situación de ansiedad y baja autoestima que genera, perjudicando a la salud mental de quien la padece.

La alopecia suele darse más en hombres, sin embargo, a veces las mujeres también la sufren. En algunos casos se puede dar la posibilidad de que la persona quede completamente calva. Afortunadamente, existen intervenciones quirúrgicas destinadas a tratar esta condición, y hacer que cualquiera pueda volver a tener esa cabellera hermosa y con volumen, que años atrás lucía.

Turquía se convierte en epicentro del implante capilar por todas sus ventajas

La cirugía es conocida como implante capilar, y hoy en día es la forma más efectiva y demandada para regenerar el cabello en las zonas afectadas por la alopecia, restaurando poco a poco su crecimiento.

Buscando precios más bajos y con garantía de alta calidad, muchas personas están viajando a otros países, buscando mejores condiciones. Una de las mejores opciones actualmente es hacerse el implante capilar Turquia, donde se están realizando tratamientos de alta calidad con precios realmente muy asequibles.

Turismo médico en auge

El auge de los implantes capilares en Turquía ha sido tan grande, que ya se habla de un crecimiento exponencial del turismo médico en ese país. Y es que aún cubriendo los gastos del viaje y el alojamiento, resulta mucho más económico hacerse un implante capilar en Turquía que en el lugar de origen, a lo que se suma que se garantizan óptimos resultados.

Y es que realizar un trasplante de pelo en Estambul, una de las ciudades más importantes de Turquía, ofrece una gran cantidad de beneficios para los pacientes. La tendencia es tan grande que unas 5.000 personas al mes acuden a la ciudad con el único objetivo de recibir su implante capilar.

Los precios son el principal atractivo de realizar el implante en Turquía, además que es posible contar con los mejores especialistas para aplicar los tratamientos más avanzados, de los que resulta un cabello con volumen y  brillo.

Las técnicas utilizadas en las clínicas de este país son novedosas y vanguardistas, el proceso es más rápido y se realiza con menos complicaciones, además de que los resultados son mucho mejores. Por estas razones, los centros capilares de Turquía reciben cada vez más pacientes.

Turquía se convierte en epicentro del implante capilar por todas sus ventajas

El método DHI es el más usado en Turquía, el cual cuenta con una gran cantidad de ventajas. Para entender sus beneficios, primero se tiene que comprender en profundidad en qué consiste el implante capilar. Técnicamente el procedimiento es el siguiente: se retiran folículos capilares de la zona posterior de la cabeza (aquí el cabello nunca desaparece), para luego implantarlos en aquellas zonas donde se haya perdido el pelo.

En la técnica DHI, la extracción y el implante de folículos se realiza con un equipo llamado lápiz de Choi. Con este complemento es posible realizar la cirugía sin rapar el cabello y sin pasar una larga cantidad de horas con cada sesión. Además, aporta una frondosidad y un volumen aún mayores al proceso de crecimiento del pelo.