La costura es una habilidad manual que requiere desarrollar varias aptitudes, si eres «mañosa» y ya has hecho algunos proyectos de manualidades, quizás quieras dar el salto y pasar a coser tu propia prenda. Es el momento de prepararte para coser tu primer vestido y estás deseando lucir tu primera expresión de costura creativa. Y si estás un poco nerviosa por si no te sale perfecto, ¡No te preocupes!. Todos cometemos errores, pero trabajar con determinadas telas para principiantes puede hacer que tu primer proyecto de costura sea un éxito seguro.

Tejidos para principiantes

Cuando empieces a traspasar la frontera entre comprar ropa y te dispongas a entrar en el maravilloso mundo de la costura, es importante que sepas que hay telas que se adaptan mejor que otras. Por lo general, una de las telas orgánicas más manejables para trabajar es el algodón. Este versátil tejido puede ser tan ligero como un pañuelo o pesado como un edredón y es la tela preferida para camisas, faldas, pantalones, vaqueros y vestidos.

El tejido puede ser de punto o de tela. También pueden estar hechos de fibras animales, vegetales o artificiales. Como los tejidos de punto se estiran más que los tejidos, son más difíciles de manejar, así que vamos a empezar a coser primero con los tejidos, como el molesquín y la pana lisa, que casi siempre están hechos de algodón. Además, estos tejidos son relativamente baratos. Sin embargo, hay que evitar el jersey de algodón, porque es un tejido que se hace a máquina con hilos finos de algodón, por lo que es bastante elástico y no es tan fácil de trabajar. Si estas pensando en encontrar telas para vestidos de niña (una buena forma de empezar en la costura) evita las telas de algodón de gran peso, como el denim, ya que pueden ser un poco difíciles de manipular.

El lino, una buena opción para empezar

El lino tejido también es ideal para tu primer proyecto de confección. Está disponible en una gran variedad de pesos y es ideal para vestir en verano. Ten en cuenta que el lino, que a menudo se mezcla con el algodón, tiende a arrugarse mucho y puede ser un poco caro. Por lo tanto, los mejores proyectos para principiantes con lino son las túnicas, las blusas sin mangas y los vestidos camiseros sueltos, así como los pantalones de pijama.

Si quieres coser una falda, también puedes optar por la lana tejida para conseguir ese aspecto elegante, pero este tejido es bastante caro. Los tejidos sintéticos o artificiales como el poliéster son definitivamente recomendables para principiantes. Son resistentes a las arrugas y ligeros, además de baratos y manejables. Por último, el terciopelo de algodón es estable y resulta estupendo para faldas y chaquetas sencillas pero glamurosas.

Por el momento, mantente alejada de los tejidos de punto como el poliéster brillante, la seda o el rayón. Como alternativa intenta utilizar tejidos ligeros y recuerda que los tejidos pesados son difíciles de manipular y coser. Asegúrate de elegir telas con colores lisos o estampados pequeños, ya que las rayas, los cuadros y las telas con grandes dibujos son difíciles de colocar.

Elige el patrón y luego el tejido

Es mejor obtener primero el patrón de costura. Después elige la tela en tu tienda local o online, en almacenesfreigenedo.com son especialistas en todo tipo de telas de confección. Los patrones te ayudarán a saber no sólo qué tipo de tela necesitarás, sino también cuánta tela debes comprar. Una vez elegida la tela, puedes comprar los accesorios, como botones, hilos y cremalleras, a juego.

Si has realizado todos estos pasos, ya estás preparada para confeccionar tu primera prenda. Y antes de que te des cuenta, estarás luciendo tu primera creación. ¡Diviértete cosiendo!