Las empresas que se toman el tiempo necesario para formar adecuadamente a sus empleados obtienen beneficios a largo plazo. El Team Building es un área de desarrollo que fácilmente se pasa por alto. Se pueden obtener muchos beneficios al incorporar ejercicios y actividades de creación de equipos en la cultura de la empresa. Fortalecer la confianza mutua y interaccionar de forma adecuada entre los miembros de dichos equipos requiere tiempo y esfuerzo.

¿Cuál es el objetivo del Team Building?

El principal beneficio del team building es generar confianza entre sus miembros. Esto tiene el efecto de mejorar la comunicación y la moral, y de revelar puntos fuertes y cualidades de liderazgo que la gente no sabía que tenía.

Crear confianza entre los compañeros de trabajo

Cuando los compañeros de trabajo se ven obligados a trabajar en un proyecto fuera del ámbito de sus funciones habituales, se relajan y bajan la guardia. Al fin y al cabo, nadie será despedido por no resolver la búsqueda del tesoro más rápidamente. Cuando se bajan estos muros emocionales, la gente entabla un diálogo creativo en busca de soluciones a la tarea que se está llevando a cabo. Los compañeros de trabajo se dan cuenta de que forman parte de un equipo con una variedad de ideas que pueden ayudar a resolver los problemas. El resultado es una mayor confianza entre los compañeros de trabajo cuando vuelven a las tareas diarias de la oficina.

Mejorar la motivación de la plantilla

Los ejercicios de creación de equipos deben ser divertidos y atractivos para todos. Los ejercicios extraños de creación de equipos parecen divertidos a primera vista. Sin embargo, las soluciones creativas vienen acompañadas de ideas descabelladas, a menudo risas y un espíritu competitivo combinado. Estas experiencias se trasladan al entorno de trabajo, lo que hace que la gente conecte y mejore la motivación general de la empresa. Una moral alta conduce a una mayor productividad.

Mejorar la comunicación

Los ejercicios de creación de equipos están diseñados para obligar a la gente a hacer una lluvia de ideas sobre problemas extraños o a hablar de sí mismos de forma no laboral. El ejercicio obliga a la gente a seguir el guion y a hablar entre ellos. Esto tiene beneficios de gran alcance. Los compañeros de trabajo no sólo aprenden más sobre los talentos y habilidades de los demás, sino que también pueden aprender sobre su historia cultural. Esto abre los ojos sobre por qué la gente puede actuar o hablar de forma diferente.

Los responsables del equipo de trabajo saben que un lugar de trabajo diverso en el que se respetan los orígenes y las opiniones de los demás conduce a una mejor comunicación y a menos malentendidos o conflictos.

Descubrir las cualidades de liderazgo

Cuando se reúne a un grupo de personas que normalmente no tienen muchas cosas en común, se observa que las personalidades naturales suben a la cima. En consecuencia, los que se quedan atrás pueden necesitar un empujón para participar en la actividad. El Team building Madrid también permite que aquellos con capacidad de liderazgo natural den un paso adelante y participen en la actividad. Los empresarios pueden observar el tipo de estilo de liderazgo que demuestran los participantes: autoritario, de orientación o de liderazgo. Esto ayuda a los empresarios a ver cómo orientar a los nuevos activos humanos.

Identificar los puntos fuertes y débiles

Al realizar las actividades rutinarias, los trabajadores se ciñen a sus respectivas tareas. Esto no siempre es una imagen completa de cuáles son los puntos fuertes y débiles de alguien. Los ejercicios de team building ayudan a identificar las competencias básicas que los empresarios buscan en los empleados a través de Kaizen Team Building en Madrid. Estas competencias suelen ser la competitividad, la integridad, la influencia, la resolución de problemas y la eficiencia, entre otras.