¿Has notado que últimamente pides a la gente que repita las cosas más a menudo? ¿Las personas que te rodean se quejan de que pones la televisión demasiado alta? Es posible que estés sufriendo una pérdida de audición. Existen muchas razones por las que las personas pierden la audición, y no siempre es permanente. La pérdida temporal de audición puede estar causada por una infección de oído o una acumulación de cera. Si acude a un audiólogo, éste podrá decirte si tu pérdida de audición puede ser permanente o no.

En algunos casos, pueden diagnosticarte una pérdida de audición permanente y recomendarte audífonos. Muchas personas jóvenes se sienten avergonzadas o cohibidas por llevar audífonos porque los asocian con la vejez. La realidad es que el 65% de las personas que experimentan una pérdida de audición son menores de 65 años, por lo que no es un problema que afecte únicamente a las personas mayores.

La pérdida de audición tiene un gran impacto en todos los ámbitos de tu vida y puede afectar a tu salud y hábitos diarios. Por contrapartida, disponer de audífonos económicos de calidad pueden aliviar los problemas causados por la pérdida de audición. A continuación te contamos las cinco principales ventajas de usar audífonos.

Ayudan a minimizar los síntomas del tinnitus

El tinnitus es como un «zumbido en los oídos», es la percepción de un sonido cuando no lo hay. Suele manifestarse como un zumbido, un pitido o un silbido en los oídos, y afecta a gran parte de la población. El tinnitus es un efecto secundario común de la pérdida de audición, y es el resultado de que el cerebro intente procesar los sonidos. El uso de audífonos ayuda a minimizar los síntomas del tinnitus.

Salud cognitiva

La capacidad de oír y el cerebro están estrechamente relacionados. Si no se trata, la pérdida de audición puede suponer un gran esfuerzo adicional para el cerebro. El tratamiento de la pérdida auditiva con audífonos ayuda a mitigar el deterioro cognitivo.

Mejora tus habilidades comunicativas

La pérdida auditiva no tratada puede dificultar la comunicación. Puede provocar aislamiento social y retraimiento. En algunos casos, las personas evitan salir por miedo de tener que enfrentarse a la posible vergüenza de oír algo mal, o de parecer confundido. El tratamiento de la pérdida auditiva con audífonos tiene un gran impacto positivo en la comunicación general.

Mejora tu rendimiento laboral

La pérdida de audición suele provocar una reducción del rendimiento en el trabajo. No poder oír bien las instrucciones significa que es más probable cometer errores, y si tu rendimiento se ve muy afectado, puedes ser considerado no apto para realizar el trabajo. Cualquier trabajo que implique hablar por teléfono de forma habitual es especialmente difícil para las personas con pérdida de audición. Lamentablemente, las personas con problemas de audición son mucho más propensas a experimentar una disminución de sus ingresos como consecuencia de ello.

Mayor energía

Puede que no te des cuenta, pero… ¿Sabías que la fatiga es uno de los efectos secundarios de la pérdida de audición? Como hemos mencionado anteriormente, el cerebro y la audición están estrechamente relacionados. La dificultad para oír obliga al cerebro a trabajar mucho más para entender los sonidos que le rodean. Esta carga adicional para el cerebro puede hacer que te sientas agotado. El uso de audífonos ayuda a reducir esta carga, haciendo que te sienta menos cansado y con más energía.

Conseguir audífonos asequibles

Los audífonos siempre han supuesto un gran desembolso de dinero para las personas con este tipo de problemas. Hoy en día, afortunadamente, podemos encontrar muchas opciones, que se adaptan a todos los bolsillos. Para encontrar el tuyo, te recomendamos utilizar la web comparadora de Audifonos.es, consulta su plataforma para obtener audífonos asequibles y de calidad, dependiendo de tu presupuesto y preferencias personales.