Es increíble lo que se ha normalizado el hecho de someterse a un aumento de pecho, las cifras no mienten, y es que cada año se colocan más de 1.5 millones de implantes mamarios en todo el mundo. Aunque los grandes medios sugieran lo contrario, sólo un pequeño porcentaje de las mujeres que aumentan su busto son actrices, modelos y demás personajes públicos. La realidad es que mujeres de todas las profesiones son quienes deciden dar este paso, sin importar a qué se dediquen profesionalmente.

Si intentamos segmentar por edad, alrededor del 30% de las mujeres que se someten a un aumento de pecho tienen entre 20 y 30 años de edad. Los motivos son dispares, pero a menudo se mencionan pechos que no han alcanzado el tamaño deseado, o bien senos asimétricos o desiguales. Alrededor del 35% son mujeres de treinta y tantos, muchas de las cuales perdieron volumen mamario después del parto.

Ya sea por aumento, elevación o reducción de senos, o por una cirugía reconstructiva, los objetivos son similares: quieren verse femeninas, naturales y proporcionadas. Quieren que la ropa les siente mejor.

Aumento de pecho, todo lo que necesitas saber

¿Es normal tener senos de diferentes tamaños?

No existen senos perfectamente idénticos. La mayoría de las mujeres tienen senos de tamaños ligeramente diferentes. En las consultas, cuando las mujeres miran docenas de fotos de antes y después, se sorprenden y se sienten aliviadas al ver que no son las únicas con senos de diferentes tamaños.

La simetría se puede corregir durante la cirugía, agrandando los senos con implantes de diferentes tamaños, aumentando los senos más pequeños o reduciendo los más grandes.

¿Cuándo podré volver a trabajar o hacer deporte?

Depende de los movimientos que sean necesarios para desarrollar tu trabajo. Generalmente, las mujeres que trabajan en oficinas pueden volver a trabajar en 1 semana. Aquellas cuyos trabajos implican levantar, empujar o tirar de objetos pesados, normalmente vuelven al trabajo al cabo de unas 3 semanas.

Las 3 semanas marcan un hito: Es entonces cuando las pacientes pueden volver a correr, andar en bicicleta y hacer ejercicios (en la parte inferior del cuerpo). Por lo general, las mujeres se sienten cómodas haciendo ejercicios de brazos (pesas en la parte superior del cuerpo) al cabo de unas 6 semanas después de la cirugía.

Aumento de pecho, todo lo que necesitas saber

¿Los implantes mamarios deben reemplazarse cada 10 años?

Los implantes no tienen fecha de caducidad. Sólo necesitan ser reemplazados si se rompen, y no son nada frágiles. Pueden aguantar cientos de kilos de presión, razón por la cual aguantan perfectamente una mamografía, que no suele pasar de 20 Kg de presión.

Con el paso de los años, los fabricantes han aumentado la resistencia de la cubierta del implante. En promedio, menos del 3% de los implantes se rompen o desinflan.

¿Les afecta el calor?

Si te preocupa el calor al tomar el sol o entrar en una sauna, no debes preocuparte: Tanto los implantes de gel como los que están rellenos con una solución salina inocua tienen buena resistencia a altas temperaturas, siendo esta de más de 200ºC. Una sauna convencional ronda los 60ºC.

Someterse a una intervención de aumento de senos es un paso importante, y aunque no es irreversible, cabe meditar ampliamente la decisión sin tener en cuenta opiniones externas. Esperamos haberte ayudado a despejar unas cuantas dudas que seguro ayudarán en la toma de tu decisión.