No hay una solución única para cuidar la piel en personas maduras por dos buenas razones. En primer lugar, nuestro cabello (calidad, textura y color) y cuerpos (formas, tamaños y proporciones), son diferentes. En segundo lugar, la influencia de los genes y tu historial de daños por el sol, tabaco, la mala alimentación y los cuidados personales de la piel. Por ello, a continuación te ofrecemos estas ideas para que determines por ti misma cuales son las que se adaptan a tu situación particular.

Por la mañana, utiliza crema hidratante con protección solar

Cada mujer necesita diferentes cremas para la cara según la edad, pero aunque no pases de los 45 años, no puedes saltarte la protección solar durante el día, incluso cuando está lluvioso, nublado o frío. Una crema hidratante diaria con protección SPF 30+ evitará que los rayos UVA (uno de los causantes del envejecimiento) causen estragos durante todo el año. Diseñadas para ser usada debajo del maquillaje, son ligeras y no grasosas.

Cuidados de la piel para cuando pasas de los 45 años

No necesitas protector solar por la noche, usar esa misma crema con FPS antes de acostarte no te hará daño, pero echarás de menos la hidratación extra de una crema de noche más rica en ingredientes reparadores de la piel. Si tu cara está muy seca, valora utilizar 2 cremas diferentes.

Algunas cremas hidratantes suelen venir con SPF 30+ incorporado entre sus ingredientes. Si el SPF es inferior a 30 y planeas estar al aire libre o expuesta al sol durante un largo período de tiempo, aplica un ligero protector solar estra. Esto vale también para cuando vas a conducir durante horas, ya que los rayos UVA atraviesan el vidrio del coche. Recuerda que tus orejas, cuello y manos están expuestas, aunque no las maquilles, sí necesitan protector solar.

Elige un limpiador poco astringente

Algunos productos de limpieza de la piel o toallitas desmaquillantes pueden secar demasiado la piel después de su aplicación. Un buen limpiador deja tu piel suave, flexible y limpia. Puedes usar un jabón en barra, en líquido, leche, espuma, gel o crema. El agua micelar contiene diminutas bolas de moléculas de aceite suspendidas en el agua y está considerada como una de las mejores para la limpieza ligera y para aquellas que usan poco maquillaje o tienen una piel mixta.

Exfoliado suave

¿Quieres una piel más radiante? Cuidado con los exfoliantes faciales con partículas duras y las exfoliaciones de alta potencia para hacer en casa. Estos pueden ser realmente abrasivos y dañar o irritar la piel. La exfoliación es esencial para eliminar o disolver las células muertas que permanecen en la superficie de la piel, dándole un aspecto apagado y seco. Elije un limpiador cremoso con vitamina C, o una mascarilla de enzimas con calabaza o papaya que disuelva las células. Utilízalo una vez a la semana para obtener un aspecto saludable, una mejor absorción de los sueros, cremas o aceites tópicos, y una aplicación más cómoda del maquillaje.

Cuidados de la piel para cuando pasas de los 45 años

De vez en cuando, utiliza serum

Los sueros no son humectantes, son tratamientos superconcentrados diseñados para suministrar ingredientes específicos para la resolución de problemas en lo profundo de la piel, gracias a una estructura molecular más pequeña. Los sueros contienen un nivel más alto de ingredientes. Por ejemplo, puede ser ácido hialurónico (para la hidratación), vitamina C o antioxidantes (para el brillo), retinol (para suavizar las líneas), péptidos y niacinamida (para la firmeza).

No todas las mujeres necesitamos el mismo número de productos. Sólo tú conoces tu piel y su historia. No subestimes el atractivo de volver a una rutina más fácil y directa.