Uno de los beneficios de tener el cabello rizado es lo versátil que es. Puedes cambiar de look cuando quieras, y pasar de alisar tu cabello a rizarlo de forma natural en un abrir y cerrar de ojos. Pero uno de los mayores desafíos es aprender a domesticar y estilizar la textura de este tipo de pelo.

Si tienes el pelo liso o crespo, hoy ya no es un problema, con un simple rizador de pelo y unos minutos de trabajo conseguirás una melena llena de volumen y un cambio de look más que evidente. Así que hoy te enseñamos algunos peinados fáciles para pelo rizado que puedes hacer en 10 minutos (o menos). Estos peinados para cabello rizado son sencillos, elegantes y muy fáciles.

Preparando la base

Antes de empezar a peinar, tendrás que fijar y secar los rizos. Puedes utilizar tu acondicionador favorito para domar tu cabello antes. Simplemente satura tu cabello con acondicionador y deja que se seque al aire. También puedes utilizar un difusor para acelerar el tiempo de secado y aumentar el volumen.

Como hacer un recogido bajo

Es un auténtico clásico que no pasa de moda, todas lo hemos utilizado de niñas. Procede simplemente recogiendo el cabello suavemente hacia la nuca. Luego, asegúralo en su sitio definitivo usando una goma para coletas elástica que rodee tu cabello tantas veces como sea necesario. Si quieres lucir aún más tus rizos, intenta soltar algunos mechones hacia fuera para enmarcar tu cara. Si necesitas algo con un poco de glamour, agrega una diadema delgada que contraste con el color de tu pelo.

Peinado rizado con moños

Lo siguiente opción de nuestra lista de peinados para el cabello rizado es desenfadado y jovial. Mientras que los moños realizados en pelo liso tienden a ser más pequeños y apretados, si los haces con pelo rizado tendrán mucho más volumen, lo que lo convierten en un peinado super dinámico. Para crear un look como este, simplemente recoge la parte delantera del cabello que cae hacia la frente. Alisa la parte frontal del cabello, cerca de la raíz, con un cepillo suavizante. Si tu pelo es liso deberás dejar el flequillo sin rizar. Luego recoge el cabello en dos coletas usando una goma de pelo regular. A medida que aseguras las colas de caballo y tiras del cabello, en la segunda o tercera ronda (dependiendo de la cantidad de cabello que tengas), detente antes de tirar completamente de las puntas. Luego estira por los extremos tirando de los costados.

Maxi-coleta

Nuestra última opción de peinados para lucir rizos es también una coleta, pero no pasará desapercibida. Piensa en ello como una versión más moderna del estilo clásico (mitad hacia arriba y mitad hacia abajo). Para dar forma a este look, simplemente recoge la parte delantera de tu cabello y súbelo. La cola de caballo debe quedar en lo alto de tu cabeza para que puedas ver la parte superior desde el frente. Asegura la cola de caballo en su sitio con una goma elástica transparente para cabello. Minimiza la cantidad de cabello que queda suelto rociándolo con laca flexible. No intentes quitar las pequeñas gomas transparentes, especialmente cuando trabajes con cabello rizado, ya que son propensas a engancharse y deshacer el recogido. En su lugar, córtalas con cuidado con un par de tijeras de tocador y retíralas deslizándolas por un extremo.