En los últimos años el aumento de injertos capilares por alopecia o por despoblación en el cabello, ha sido considerable. Solamente en Turquía, y específicamente en Estambul, la cifra anual de personas de todo el mundo que viajan a este país para someterse a un injerto capilar asciende a 250.000, reportándose más de 300 clínicas donde se realiza esta intervención con total éxito. Lo que garantiza que Turquía cuenta con la experiencia e innovación tecnológica adecuada para realizar estos tratamientos capilares.

Por otra parte, por la reputación de Turquía en la realización de injertos capilares, se ha hecho muy fácil preparar el viaje con estos fines. Existen en España muchas agencias que ofrecen itinerarios de vuelo que incluyen el tratamiento, así como el hotel y otros gastos médicos. Generalmente, las mismas agencias se ponen en contacto con las clínicas y gestionan todo el procedimiento a seguir. De esta manera, se evitan estafas, producto del poco conocimiento del paciente al adentrarse en otro país, otra lengua y otra cultura.

Turquía, capital mundial de los injertos capilares

El auge del trasplante capilar en Turquía no ha sido una casualidad o una moda, por el contrario existen razones comprobables que demuestran esta categoría y las razones por las cuales se le ha reconocido este liderazgo. A continuación describimos algunas e estas razones:

  • Tecnología punta. Los procedimientos realizados para el injerto capilar en Turquía son de vanguardia a nivel mundial. Además, de existir mucha competencia, está muy consolidado, y esto incentiva la inversión en innovación y avances en la tecnología médica. Por otra parte, existen innumerables clínicas agrupadas como asociaciones, las cuales se apoyan unas a otras en los últimos avances mundiales relacionados con este sector.

  • Respuesta rápida y eficiente. Una de las razones por las cuales Turquía es visitada para realizar estos tratamientos capilares es por la eficiencia de los procesos. Los pacientes pueden ver los resultados en menos de cinco días, tiempo en el cual visitan al médico especialista, se le realiza la intervención de acuerdo a su caso y se hace evaluación posterior. Esto hace, que el proceso sea el más rápido y eficiente del mundo y permite a los usuarios cumplir con sus compromisos en sus países, en poco tiempo.

Turquía, capital mundial de los injertos capilares

  • Intervenciones económicas. Una razón muy importante para elegir a Turquía como destino para un injerto capilar, es precisamente por los costos, siendo sin lugar a dudas el más barato del mundo. Los precios oscilan entre los 1800 a los 3000 euros, siendo la diferencia de precios por el tipo de alojamiento que se decida o el tiempo en que se desee permanecer en el país, inclusive con intenciones turísticas.

  • Cirujanos reconocidos. Estos especialistas son los más cualificados del mundo en estos tratamientos, por lo que los pacientes escogen Turquía por razones tan importantes como la confianza.

  • Clínicas altamente fiables. A pesar de que existe un sector minoritario de clínicas que podrían estafar a sus pacientes, la gran mayoría de los centros médicos especializados en estos tratamientos son de alta calidad, y es un sector incluido en regulaciones de higiene, seguridad y profesionalidad del país.