Aunque la disciplina de pilates existe desde hace décadas, ha habido un gran auge en los gimnasios y centros que imparten clases durante los últimos años. Y no es casualidad, el pilates se ha vuelto cada vez más popular porque es efectivo, agradable y puede ser adaptado para mejorar la salud de una amplia variedad de personas, tipos de cuerpo y patologías.

El hecho de buscar una escuela de pilates en Zaragoza puede ser difícil. No pienses que tienes que saber lo que estás haciendo tan pronto como atraviesas la puerta. Para algunos, ver el equipo por primera vez es suficiente para hacer querer darse la vuelta.

El pilates es una disciplina de ejercicio de bajo impacto enfocada a fortalecer los músculos mientras mejora la alineación postural y la flexibilidad. Los movimientos de Pilates tienden a dirigirse al centro de gravedad del cuerpo, aunque los ejercicios también trabajan otras áreas del cuerpo; movimientos lentos y precisos a la par que practicas el control de la respiración.

¿Cómo elegir la escuela ideal para practicar pilates?

Factores a tener en cuenta eligiendo un centro de pilates

  • Instructores cualificados. Este es uno de los factores más a tener en cuenta a la hora de elegir un centro de yoga y pilates. La actividad no está regulada de la misma forma que otros negocios, así que es importante hacer tu propia investigación. Los instructores deben contar con certificados que acrediten su formación. La experiencia también es muy importante, debiendo descartar a quienes no tengan unas 400 horas de práctica a sus espaldas.  No te hagas un lío, siempre puedes escribir el nombre de la certificación que tienen y buscarlo en Google cuando llegues a casa.
  • Estilo de enseñanza: Los monitores deben ser atentos y amables. También deben fomentar la práctica segura de este deporte en lugar de forzar a sus alumnos. Es muy importante encontrar un profesor con el que disfrutes y con el que conectes. Algunos son más prácticos, otros son ruidosos y enérgicos, y otros son son tranquilos y apacibles. Cuando elijas una escuela, deberás asegurarte de que disfrutas de un estilo general de enseñanza y de que puedes confiar en que tus instructores tendrán en cuenta tus intereses.
  • Ambiente y confort: Esto puede parecerte una tontería ¡Pero no lo es! Ya es bastante difícil motivarse para acudir a clase en días fríos de invierno, si no te gusta el ambiente que forman los profes y tus compañeros, no vas a querer ir. Encuentra un centro acogedor, y con buena temperatura tanto en invierno como en verano.
  • Flexibilidad horaria y ubicación: Al elegir una escuela de Pilates, deberás asegurarte de que ofrezcan las clases que quieres tomar en un horario que se ajuste a tu ritmo de vida. Si tienes más de una opción que te parezca adecuada, seguramente la mejor opción será la ubicación, y cómo encaja en tu rutina diaria. Dependiendo del horario, que esté cerca de casa o cerca de tu trabajo, serán claves en tu elección.

¿Cómo elegir la escuela ideal para practicar pilates?

Independientemente de la clase que elijas, asegúrate de que tu instructor sepa que eres una principiante. De esta manera, podrá vigilarte durante toda la clase y ofrecerte modificaciones o ajustes personalizados.