La mayoría de las personas dormimos con los hombros encorvados y la parte baja de la espalda curvada, no es de extrañar que en España y gran parte del occidente, suframos de dolores de espalda relacionados con la postura. De vez en cuando, recordamos sentarnos derechos durante las horas de trabajo o relajar nuestra columna vertebral mientras caminamos por la calle, pero no es suficiente.

Como pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo, no nos damos cuenta de las posturas tan retorcidas que nuestras espaldas soportan durante el sueño.

El primer paso para mejorar la postura general es mejorar tu posición al dormir. Ayuda a tu espalda a recuperarse de un largo día de trabajo con estas técnicas de postura para dormir.

Mejora tu postura durante el sueño

Alineación adecuada

La alineación de la columna vertebral es uno de los factores más importantes. Alinea tus orejas, hombros y caderas para lograr la posición ideal para dormir. Al principio puede ser difícil acostumbrarse, para conseguir este tipo de alineación, puedes usar una almohada en las zonas del cuerpo que no estén apoyadas en el colchón. Colócala en diferentes posiciones dependiendo de tus preferencias a la hora de acostarte:

  • Si duermes boca arriba, lo tendrás más fácil, coloca una almohada debajo de tus rodillas para respetar la curva natural de tu espalda.
  • Las personas que duermen boca abajo deben colocar una almohada debajo del estómago y la pelvis para reducir la tensión en su columna vertebral.
  • Si prefieres dormir de lado, intenta colocar una almohada entre las rodillas mientras duermes de lado para aliviar la tensión en la parte baja de la espalda.

Compra un colchón nuevo

Tu colchón debe soportar las curvas naturales de la columna vertebral y al mismo tiempo proporcionarte la comodidad que tanto necesitas para conciliar el sueño. Si tu colchón tiene más de 10 años o se ha deteriorado más de la cuenta, debes plantearte el adquirir uno nuevo.

Despertar con dolor de espalda o cuello es a veces un indicativo de que tu viejo colchón no está cumpliendo con su cometido. Puedes aprovechar para adquirir un colchon 135, que te brindará, entre otros, más espacio y más comodidad.

En ocasiones el problema no está en el colchón, ya que hay otros factores que influyen en materia de descanso, así pues, puedes cambiar de colchón y tener problemas con tu somier, en cuanto a esto, muchas personas prefieren renovar los muebles de la habitación adquiriendo un pack canape y colchon, disfrutando de todas las ventajas de los últimos avances en tecnología del descanso.

Mejora tu postura durante el sueño

Encuentra tu almohada perfecta

Dependiendo de los materiales empleados para confeccionarlas, las almohadas pierden sus cualidades a medida que se aplastan y sus fibras de apelmazan. Usar una almohada que sea demasiado blanda o pequeña puede forzar los músculos del cuello y restringir el flujo sanguíneo a la cabeza. Por otro lado, apoyar la cabeza sobre una almohada demasiado alta puede hacer que el cuello se incline hacia abajo, dificultando la respiración. En cualquier caso, deformar la posición de la columna vertebral durante siete u ocho horas contribuye en gran medida a una mala postura.