Comprar una máquina de coser cuando se es principiante es una decisión emocionante, que puede abrirte un camino no solo como pasatiempo, sino que incluso puede llegar a convertirse en un oficio. En esta mini-guía intentaremos darte unos consejos para que no «pagues la novatada» de comprar una máquina que no tiene las características básicas para un principiante.

Adquirir una máquina de coser bien diseñada, normalmente portátil, enfocada a aprendices o novatos te ahorrará una enorme frustración. Con una buena máquina, disfrutarás del proceso y aprenderás a coser sin problemas, muchos principiantes han renunciado a aprender a coser gracias a una máquina de coser demasiado complicada o de menor calidad, y esto es una pena para los amantes de la costura, ya que son habilidades que se están perdiendo.

Hoy en día no hace falta que te recorras kilómetros y kilómetros en busca de una máquina básica que se adapte a tus necesidades, en Internet tienes multitud de tiendas online donde conseguir desde máquinas completas hasta los accesorios más específicos como tela plastificada.

Que mirar a la hora de comprar tu primera máquina de coser

Máquinas de coser mecánicas

La primera recomendación es empezar con un modelo mecánico. Puedes encontrar increíbles máquinas de coser digitales y eléctricas disponibles en el mercado, y seguramente te compres una en el futuro, pero te recomendamos que empieces con un modelo mecánico por dos razones.

En primer lugar, son menos confusas, sin demasiadas opciones y características cuando empieces a coser. Creo que es mejor enfocarse en aprender lo básico de la costura en una buena máquina básica y a prueba de fallos informáticos.

Que mirar a la hora de comprar tu primera máquina de coser

La segunda razón es el mantenimiento, las maquinas digitales requieren un mantenimiento regular que debe realizar un técnico cualificado. Si más adelante el hobby cuaja y decides comprar un máquina asistida por ordenador, siempre tendrás una maquina mecánica que te puede sacar de un aprieto.

Enhebrador incorporado

No compres una máquina coser sin enhebrador de aguja incorporado. Estarás enhebrando tu máquina cada vez que cosas. Cuanto más fácil sea coser con tu máquina, más te va a apetecer hacer muchas cosas.

Ahórrate tiempo y problemas comprando una máquina con  enhebrador de aguja incorporado. Es muy práctico, incluso si eres joven, con buena vista y manos firmes, no compraría una máquina sin esta función.

Bobina desplegable de carga superior

Un sistema de bobinas mal diseñado puede causar frustración a los novatos (y no tan novatos). En algunas máquinas de coser, la gestión de los ovillos de hilo es una auténtica tortura debido a que hay que retirar y/o desmontar partes de la máquina para poder cambiar una bobina de hilo. En ocasiones, tampoco podemos ver cuánto hilo queda, haciendo que la máquina siga cosiendo sin hilo. ¡Empezar de nuevo NO es divertido!

Que mirar a la hora de comprar tu primera máquina de coser

Un sistema de bobinas de carga superior es mucho mejor. Con este sistema, la bobina simplemente sale tirando hacia arriba, y cae en su lugar sin tener que desmontar la carcasa para llegar a ella. Algunos modelos van acompañados de un cobertor rígido de plástico transparente. De este modo se puede ver de un vistazo cuando el hilo de la canilla está agotándose.

Brazo libre

Con un brazo libre puedes coser ropa estrecha y redonda (como mangas y dobladillos de pantalones). Si una máquina de coser no tiene la función de brazo libre, no podrás coser estas cosas tan habituales fácilmente, si es que lo haces.

Esta función esta indicada sobre todo a costureras novatas, ya que al principio te enfocarás (de hecho es muy recomendable) en proyectos fáciles y rápidos, para practicar y con el tiempo obtener cierta soltura que te permitirá realizar prendas cada vez más complejas.