El aborto espontáneo es una experiencia devastadora, física y emocionalmente agotadora. Puede tomar algún tiempo recuperarse, y es necesario el apoyo familiar -y ayuda profesional en ocasiones-, especialmente cuando has estado tratando de concebir durante meses o incluso años. Muchas mujeres se han enfrentado a uno o más abortos espontáneos, aproximadamente el 25% de todos los embarazos registrados terminan en abortos espontáneos.

Algunas mujeres, aproximadamente el 1%, experimentan la pérdida de varios embarazos (3 o más), lo que justifica una evaluación médica completa de la pérdida recurrente del embarazo.

Estas pérdidas pueden ser causadas por desequilibrios hormonales, anomalías cromosómicas, anormalidades anatómicas maternas, infecciones o causas desconocidas. Identificar una causa puede ayudar a identificar el tratamiento más efectivo para ayudarte a lograr y mantener un embarazo saludable.

Abortos recurrentes: ¿Porqué ocurren?

Anomalías cromosomicas

Las anomalías cromosómicas hereditarias no son las mismas que las anomalías cromosómicas aleatorias que pueden ocurrir durante la división celular y causar abortos espontáneos tempranos, es decir, anomalías en la genética del feto. Hacer un estudio de cariotipo (análisis cromosómico) a ambos miembros de la pareja puede diagnosticar una causa genética hereditaria. Un padre puede llevar una anomalía genética en su ADN y ser completamente asintomático, pero un embrión en desarrollo que recibe material genético inadecuado debido a anomalías parentales tiene una alta probabilidad de aborto espontáneo.

Desarreglos hormonales

Las causas endocrinas u hormonales pueden incluir edad materna avanzada, hipertiroidismo, hipotiroidismo, síndrome de ovario poliquístico u otros desarreglos.

El tratamiento de la fertilidad puede ayudar en la mayoría de los casos de edad materna avanzada y aumento de los niveles hormonales porque disminuye el tiempo que se pasa tratando de concebir, y los fármacos de fertilidad aumentan la cantidad de óvulos reclutados durante un ciclo, lo que aumenta las probabilidades de que se libere un óvulo de buena calidad para la concepción.

La enfermedad de la tiroides de cualquier tipo puede tener un impacto negativo en el embarazo, ya que el propósito de la tiroides es mantener el equilibrio en los procesos metabólicos y hormonales en el cuerpo. Los desequilibrios tiroideos son fáciles de detectar a través del trabajo de laboratorio, y si se detectan y tratan anormalidades, pueden mejorar el resultado de embarazos posteriores.

Abortos recurrentes: ¿Porqué ocurren?

Anormalidades anatómicas

Si has hecho diversos exámenes y nada ¡No consigo quedarme embarazada! No desesperes, aun quedan más opciones para identificar el problema. Las anormalidades anatómicas del útero pueden causar la pérdida del embarazo al inhibir el crecimiento del feto en desarrollo o al interrumpir el delicado proceso de implantación del embrión y la placenta. Tener un útero, fibroma uterino, pólipo, tejido cicatricial o sepsis con forma anormal se puede identificar mediante procedimientos de imágenes mínimamente invasivos, como la histeroscopia. Si se encuentra una anormalidad anatómica, la cirugía puede corregirla y puede mejorar enormemente los resultados futuros.

Estilo de vida

La mayoría de los factores del estilo de vida no causan abortos recurrentes, pero mejorar tu salud puede ayudarte física y emocionalmente mientras trabajas con tu médico para conseguir un embarazo exitoso.

Abortos recurrentes: ¿Porqué ocurren?

  • Debes evitar el humo del cigarrillo, ya que puede dañar la calidad de los óvulos, aumentar la presión arterial e interferir con el flujo sanguíneo al útero, lo que aumenta el riesgo de aborto espontáneo.
  • El consumo de alcohol está obviamente prohibido durante el embarazo, pero el consumo excesivo de alcohol incluso antes de que sepas que estás embarazada puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo.
  • Estudios recientes han mostrado una correlación entre el consumo de cafeína y el aborto espontáneo, así que elimínala de tu dieta.
  • Las vitaminas prenatales que contienen ácido fólico y deben tomarse diariamente antes de la concepción y durante el embarazo para reducir el riesgo de defectos congénitos, y para asegurar que no desarrolles anemia por deficiencia de hierro.
  • Una dieta saludable y el ejercicio moderado pueden mejorar la salud física y emocional, y promover un buen flujo sanguíneo en el cuerpo.

Es importante saber que la pérdida de un embarazo no es el resultado de algo que hiciste o no hiciste. Desafortunadamente, muchos factores están fuera de tu control cuando se trata de la concepción y el embarazo. ¡Te deseamos toda la suerte del mundo!