La inseminación artificial, uno de los procedimientos de fertilidad asistida más utilizados, ha ayudado a muchas personas de todo el mundo a crear las familias que siempre han deseado.

Aunque pueda parecer una técnica moderna, en realidad la inseminación artificial existe desde principios del siglo XX. Pero aunque el procedimiento siempre ha tenido el mismo enfoque básico para ayudar a las mujeres a quedarse embarazadas, ese enfoque se ha vuelto más avanzado y preciso a lo largo de los años.

En FIV Murcia, han ayudado a innumerables parejas y mujeres solteras a cumplir sus sueños de familia con la inseminación artificial, y sabemos que un poco de información puede ayudar mucho para saber qué esperar.

Con esto en mente, vamos a intentar dar respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes sobre la inseminación artificial.

¿Cómo funciona la inseminación artificial?

La inseminación artificial consiste en la inserción de un catéter fino y flexible a través del cuello uterino para inyectar esperma lavado directamente en el útero.

Durante la inseminación natural (relaciones sexuales), muchos espermatozoides mueren antes de llegar al útero. Si hay más espermatozoides en el útero durante la ovulación, es más probable que algunos lleguen a las trompas de Falopio, donde se produce la fecundación del óvulo.

¿Para quienes esta indicada la inseminación artificial?

La inseminación artificial suele ser utilizada por parejas que han intentado concebir de forma natural durante al menos un año sin éxito. Suele ser el tratamiento al que recurren las parejas que tienen problemas de fertilidad masculina, como un bajo recuento de espermatozoides, una disminución de su movilidad o trastornos de la eyaculación.

La inseminación artificial también puede ayudar a las parejas con ciertos problemas de fertilidad femenina, en particular las anomalías cervicales que dificultan el paso natural de los espermatozoides al útero.

Las mujeres solteras y las parejas del mismo sexo también pueden recurrir a la inseminación artificial y a los espermatozoides de donantes para lograr un embarazo sin una pareja masculina.

¿Cuál es el mejor momento para la inseminación artificial?

Un óvulo sólo es viable durante 24 horas después de su liberación, por lo que la inseminación artificial siempre se programa para que coincida lo más cerca posible de la ovulación. Lo ideal es que tenga lugar dentro de las seis horas siguientes a la ovulación, según lo determinado por un kit de predicción de la ovulación.

En el caso de las mujeres que reciben inyecciones para estimular la ovulación, la inseminación artificial suele realizarse entre 24 y 48 horas después de la inyección.

¿Qué es el lavado seminal?

Para las mujeres que no utilizan semen de donante, se recoge una muestra de semen de la pareja en un recipiente estéril justo antes del procedimiento de inseminación. Sin embargo, antes de inyectar el esperma en el útero, hay que «lavarlo» o prepararlo.

El lavado de los espermatozoides consiste en poner la muestra en un tubo de ensayo, mezclarla con un medio de lavado y hacerla girar en una centrifugadora para separar los espermatozoides del semen. Este proceso también separa los espermatozoides móviles de los no móviles, lo que ayuda a crear una alta concentración de espermatozoides viables, sanos y activos para aumentar las posibilidades de embarazo.

El esperma del donante pasa por el mismo proceso.

¿Qué se siente en la inseminación artificial?

La inseminación artificial es algo parecido a una citología, ya que es rápida y bastante indolora. Al igual que la citología, la inseminación artificial requiere la inserción de un espéculo para que el cuello uterino sea visible. Después, se tarda aproximadamente un minuto en introducir el catéter fino y flexible y en inyectar la solución concentrada de esperma.

La inserción y extracción del catéter no suele causar muchas molestias, ya que el cuello uterino está ligeramente relajado durante la ovulación.

¿Qué ocurre después del procedimiento?

Aunque el cuello uterino no permanece abierto tras la intervención, es conveniente permanecer en la camilla y relajarse durante 15-30 minutos para aumentar las posibilidades de implantación, también es conveniente evitar levantar objetos pesados y reducir la actividad aeróbica durante unas dos semanas una vez abandonada la clínica de Fertilidad en Murcia.

¿Cuánto tiempo tarda en producirse la implantación?

La implantación puede producirse en cualquier momento entre los 6 y los 12 días siguientes a un procedimiento de inseminación artificial bien programado, o que esté muy cerca de la ovulación. La primera prueba de embarazo tiene lugar dos semanas después del procedimiento.

Las probabilidades de éxito de la inseminación artificial dependen de la edad, del diagnóstico exacto de infertilidad, delhistorial reproductivo y del estado de salud general.