Tener una sonrisa completa y de aspecto natural contribuye al aumento de la autoestima y es esencial para tu comodidad y confianza al realizar las tareas cotidianas como comer, hablar y sonreír. Si te falta uno o más dientes, tu dentista puede recomendarte un puente dental como solución estética. Esta solución también evita que el espacio vacío dejado por los dientes perdidos haga que los dientes sanos circundantes se desplacen hacia el espacio existente.

Un puente es una prótesis que depende del apoyo de los dientes sanos que rodean el espacio dejado por un diente o muela en mal estado. Los dientes sanos adyacentes, actúan como pilares, otorgando un soporte a cada lado.

Repara tu sonrisa de forma económica con puentes dentales

Tipos de puentes dentales

Hay dos tipos principales de puentes: fijos y desmontables. Conocer las diferencias entre ambos te ayudará a entender las recomendaciones de tu Clínica dental Salamanca y a decidir cuál es el mejor para ti.

  • Puente fijo: Es recomendable optar por un puente fijo para los pacientes que han perdido uno o todos sus dientes pero no han sufrido una pérdida de hueso significativa. Un puente dental fijo está compuesto por dos o más coronas que se cementan a los dientes a cada lado del espacio (los dientes de anclaje), con dientes postizos en medio. Los dientes de reemplazo pueden estar hechos de resina, porcelana u otros materiales. Un puente dental fijo sólo puede ser retirado por un dentista.
  • Puente removible: Tu dentista recomendará un puente dental removible a aquellos pacientes a quien falten varios dientes y la integridad del maxilar de soporte se haya visto gravemente comprometida. Un puente removible consiste en dientes postizos unidos a una base de soporte plástica del color de la encía, que está conectada con una estructura metálica. El puente se fija con ganchos metálicos a los dientes o implantes existentes. La base plástica restaura la estética natural proporcionando soporte donde antes estaban el hueso y los tejidos faltantes.

Los puentes dentales son una gran solución para los huecos creados por la ausencia de dientes. Consisten en prótesis de aspecto natural que se mezclan con el resto de los dientes, restaurando la belleza de tu sonrisa y aumentando tu confianza en ti mismo. Además, son funcionales ya que te permitirá morder, masticar y hablar con total normalidad. También pueden ayudar a evitar que se desarrollen enfermedades o condiciones más graves, como el desplazamiento de los dientes circundantes, enfermedades periodontales y otros, como dolores de cabeza y cuello.

Repara tu sonrisa de forma económica con puentes dentales

Colocación de puentes dentales

Clínica dental Urbina, así como cualquier otro centro profesional de tu elección, establecerá un plan que puede repartirse en 2 o más citas hasta que la prótesis quede bien ajustada y sea cómoda. Durante la primera cita, suelen examinarse a fondo la boca, las encías y los dientes para determinar la mejor opción de tratamiento. Luego remodelarán los dientes naturales que rodean el hueco para colocar coronas duraderas y de aspecto natural. Estas coronas son el soporte de todo el puente dental. Después de que los dientes de soporte han sido preparados, se crea un molde y un modelo de tus dientes para que se pueda crear un puente a medida con un ajuste perfecto. Mientras el protésico dental crea la prótesis, se suele instalar en el hueco de la dentadura un puente provisional. El puente final se coloca en la siguiente cita. Las coronas se pegan a los dientes circundantes con una resina especial. El período de recuperación es casi nulo, y los resultados estéticos son evidentes de inmediato.